La casa de moda italiana Zegna estrena logotipo y colección inspirándose en Piamonte, la región que la vio nacer, que destaca por sus paisajes norteños y los deportes de invierno. El legado de la firma se origina en las montañas del norte de Italia y cruza Oasi Zegna, paisaje natural rodeado por la carretera conocida como 232, construida hace más de un siglo donde no había más que rocas y el sueño inquebrantable de Ermengildo Zegna.

Gracias a ese sueño, la 232 se convierte ahora en un símbolo poderoso para la historia y la misión de Zegna, que le rinde homenaje con su nuevo logotipo.

Zegna, además, expande el concepto de ropa de ocio de lujo a la ropa deportiva. La colección cápsula se basa en una aventura en el salvaje invierno y parte de un sistema modular que incluye trajes de esquí y puffers en Techmerino TM, jerséis técnicos, pantalones, medias, gorras y cascos, pero también esquís y botellas de agua, abarcando un armario completo para una escapada al aire libre.

Los tejidos de la cápsula son naturales y sostenibles, enfatizando en el compromiso de Zegna con la responsabilidad en todos los aspectos del negocio.

Siempre en busca de la excelencia, también se han explorado y diseñado cuatro categorías de productos diferentes: Zegna con La Sportiva, Zegna con Zai, Zegna con KASK y Zegna con SIGG.

Zegna y La Sportiva han desarrollado la parte superior de malla “Air” extremadamente transpirable, el trail running y el calzado de montañismo ideal para senderos de resistencia. Con KASK se ha diseñado una nueva versión personalizada del icónico casco de esquí Piuma-R para nieve. Con Zai, un esquí de alto rendimiento con excelentes propiedades de giro que se caracteriza por su robustez y simple elegancia, mientras que con SIGG se ha trabajado la botella original rediseñada en una versión de aluminio negro personalizada con el color del nuevo logotipo de Zegna.

Para la firma, el viaje siempre ha sido más importante que el destino y ahora el camino se convierte en su propia identidad, su historia, sus valores y su intención con el nuevo logotipo, que refleja a la perfección su visión direccional. Es una representación gráfica del camino que han seguido y del que se proponen seguir de ahora en adelante, que se distingue por el significante color vicuña, presente en las nuevas colecciones y en el logotipo.

De este modo, Zegna celebra una nueva era manteniendo los valores perdurables del Grupo Ermenegildo Zegna, liderado por Gildo Zegna, tercera generación de la familia, como director general.

Además, la carretera Zegna se dirige ahora a Nueva York, donde el Grupo Ermenegildo Zegna espera cotizar en la Bolsa de Valores.