Fallecido recientemente a los 41 años de edad (28 de noviembre), la industria de la moda ha podido confirmar que el genio creativo de Virgil Abloh sigue más vivo que nunca. Esto se pudo ver la pasada noche, cuando, a voluntad del diseñador y su familia, la casa francesa Louis Vuitton organizó un desfile en Miami para rendir tributo al que fuera director creativo de las colecciones masculinas de la firma hasta su desaparición.

Las últimas colecciones del creativo para el hombre Louis Vuitton ya fueron presentadas de manera virtual el pasado mes de junio (2021), sin embargo, la última voluntad de Abloh y su mujer, Shannon, fueron que estas y 10 looks no vistos antes, desfilaran ante los ojos de sus fieles seguidores cuando él ya no estuviera para verlo. Y esto hizo Louis Vuitton, la firma que acogió su sentido visionario de la industria con diseños innovadores y de estética arriesgada, porque si algo hizo Virgil Abloh por la francesa fue renovar sus códigos de moda masculina y evolucionar el significado de ‘lujo’ a un estado de gracia superior.

Según lo acordado, vallas publicitarias inundaron las calles de Miami con el anuncio de un desfile que horas después tuvo lugar en el Marine Stadium, con más de 15.000 personas como testigos del show que la casa parisina orquestó para conmemorar el último trabajo de su líder, como reseñó Michael Burke, CEO de Louis Vuitton, al inicio del evento al que acudieron personalidades de la talla de Silvia Venturini Fendi, Serena Williams, Maluma, Pharrell Williams y su fiel amigo Kanye West, entre otros, para ser testigo de lo que toda la industria ya sabía: Virgil estuvo aquí, paso por ella y su legado merecía ser celebrado con luces de colores y con un sinfín de detalles.

No fue fácil. Nunca es agradable hablar de un prescriptor en pasado, pero sí fue necesario. Su visión de la moda llevó a Virgil Abloh a crear pensando en el futuro de una industria que rozaba sin timidez sus horas más agónicas, en lo que a creatividad se refiere. Impuso sus ideas a las normas y así consiguió modificar los códigos establecidos para crear un nuevo lenguaje: el del arte influyendo en la moda con la misma seguridad con la que las nuevas generaciones tomarán el control de las acciones venideras.

El diseñador convirtió en obsesión (millennial y generación Z) sus aportaciones a la industria, tanto lo creado bajo el sello de Louis Vuitton como sus diseños más personal para Off White, la firma que creó en 2012 como respuesta revolucionaria al panorama textil del momento. Una tendencia en su rutina profesional que ya puso en marcha en 2009, cuando comenzó sus colaboraciones en la moda de la mano de Fendi.

Despedido con todos los honores que merecía, la leyenda que acompañó durante la gala fue toda una declaración de intenciones a la que tanto amateurs como discípulos podrán volver cada vez que necesiten encontrar inspiración: Virgil was here. Y de qué manera.