Muy probablemente la foto que Louis Vuitton hace del hombre moderno no sea la que te puedas imaginar. Más bien, todo lo contrario. El primer error que cometemos al hablar de moda es asociar el término ‘hombre moderno’ con un atuendo alejado del clásico traje. Y esta colaboración entre Nigo y Virgil Abloh para Louis Vuitton viene a desmontar el mito y nos dice que la apuesta para la próxima temporada de frío es una firme vuelta a los clásicos, pero no a lo tradicional.

Que puede sonar a lo mismo, pero no lo es.

Todo lo que el diseñador de moda japonés de ropa urbana y el actual director creativo de la división masculina de Louis Vuitton pretendieron ofrecer, y han ofrecido, cuando el pasado diciembre se pusieron a trabajar en la colección LV², fue reinventar el concepto de streetwear (un modo más relajado y urbano de vestir). Claro, que nadie podía imaginar que la vuelta de tuerca a este concepto fuera a llegar a lo que ya sabemos que la maison nos ofrecerá el próximo otoño: una colección liderada por una fuerte inspiración en la sastrería clásica, pero con una necesaria adaptación a las tendencias actuales. Esto es, el nacimiento del hombre moderno.

Un adelanto que la firma francesa ya ha dado a sus seguidores y que ha provocado la sorpresa de todos. Resultaba imposible imaginar que dos artistas defensores del estilo callejero pudieran unir talentos para trabajar en una colección tan alejada de los estigmas esperados como es LV². Aunque si retrocedemos en el tiempo, puede que la sorpresa provocada no haya sido intencionada. Hace unos meses, Virgil Abloh se dirigió a la prensa con un mensaje que no dio opción a debate: el streetwear ha muerto. Quién iba a rebatir esta sentencia si la estaba pronunciando uno de los creadores (o percusores) del término. La época de vestir de forma alternativa había llegado a su fin, ahora tocaba hacer una nueva apuesta, o no tan nueva: “La actualidad nos dice que ya está todo inventado, que para seguir avanzando hay que volver al vintage. Crear prendas inspiradas en los clásicos”, declaró para Dazed. Un mensaje que ya anticipaba por dónde irían los patrones de su siguiente colección, la realizada por él y Nigo, con prendas que se presentarán en junio, como primer avance, y en septiembre.

Esta colaboración cuenta con prendas, marroquinería, zapatos y accesorios que reinterpretan los símbolos de la firma francesa desde sus propias perspectivas y fusionando su estilo individual bajo el aspecto de Louis Vuitton. Y lo hace haciendo uso de su famoso estampado Damier, con referencias niponas y siguiendo los patrones propios de la sastrería.