Volkswagen ha presentado en el Salón de Munich el ID. Life, un nuevo prototipo de automóvil de la familia ID que forma parte del proyecto de fabricar los vehículos pequeños de la firma alemana en Navarra.

El nuevo automóvil eléctrico estará disponible en 2025 –dos años antes de lo planeado por la marca originalmente–, formará parte del segmento de coches pequeños y costará unos 20.000 euros.

El ID. Life se basa en una variante más pequeña de la matriz de propulsión eléctrica modular (MEB) de Volkswagen que se ha desarrollado específicamente para el segmento de coches pequeños. Esta es la primera vez que un vehículo basado en el MEB tiene tracción delantera.

Con su motor eléctrico de 172 kW (234 CV), Volkswagen pretende que el ID. Life acelere de cero a 100 km/h en 6,9 segundos, mientras que la batería de alto voltaje de 57 kWh permite un rango de unos 400 kilómetros de autonomía.

El diseño de este prototipo es limpio y de alta calidad. Volkswagen prescinde de elementos decorativos y complementos, al igual que cualquier mezcla compleja de materiales. La división horizontal entre la carrocería, las superficies de vidrio y el techo también contribuyen a la apariencia purista del automóvil.

Varias cámaras y una pantalla reemplazarán tanto los espejos interiores como los exteriores. Además, las funciones de conducción esenciales se controlan a través de un panel táctil en el volante.

Los dispositivos personales, ya sean teléfonos o tabletas, se pueden utilizar para operar el sistema de navegación. La música, las películas y los juegos almacenados en el dispositivo se podrán utilizar sin problemas en el ID.Life.