Getty Images

La salida del Messi del Barça ha dado mucho de que hablar. Desde los motivos por los que ha ocurrido, lo que le ha costado al club blaugrana su salida, las cantidades millonarias que va a cobrar el jugador en el PSG, el lujoso hotel donde se estaba hospedando en la capital francesa… y ahora la subasta del pañuelo con el que se secó las lágrimas al despedirse de su antiguo club. Y es que resulta que un asistente anónimo lo recogió y lo ha subastado por un millón de dólares (855.000 euros).

La persona lo describe como «un producto usado» y «único disponible». Además, hace una broma con clonar a Messi, ya que posee un alto porcentaje de genética en el objeto.

Esta no es la primera subasta millonaria que le sucede a un famoso, Lady Gaga, entre otros, también se vieron traicionados por sus admiradores.

La uña postiza de Lady Gaga

Estando en uno de sus conciertos en Dublín, la cantante perdió su uña. Un trabajador que se la encontró no dudó en sacarle rentabilidad y la subastó por 9.000 euros. Estas fueron las palabras de dicho colaborador: «Mientras trabajaba en el escenario del concierto de Lady Gaga, me di cuenta de que un pequeño objeto cayó cerca de mí en medio del espectáculo. Al principio pensé que se trataría de la púa de una guitarra, pero cuando tomé la pieza con mis manos me percaté de que era una de sus uñas postizas».

Un mechón de pelo muy famoso

Otro cantante que decidió subastar algo personal fue Justin Bieber. Un mechón de pelo fue objeto deseado por muchos y, que finalmente, le dio de beneficios 32.700 dólares (28.000 euros). Unos beneficios que fueron destinados a una obra de solidaridad, ya que fue donado íntegramente con la colaboración de Ellen Degeneres, la presentadora estadounidense.

Una tostada muy real

En el año 1981, el Príncipe Carlos de Inglaterra se casaba con Diana de Gales, conocida como Lady Di. Ese día tan especial, el heredero de la Corona no terminó su desayuno y dejó una tostada en el plato. La madre de una de las chicas de servicio, aprovechó la ocasión y la cogió. 30 años más tarde decidió subastarla y, finalmente, recibió por ella menos de 500 dólares (300 euros aproximadamente).

El último chicle de Ferguson

El 13 de mayo de 2013, sir Alex Ferguson dirigió su último partido como entrenador del Manchester United. Ese día, después de muchos años de mascar chicle sentado en el banquillo, un afortunado tuvo la suerte de recoger del césped el último de ellos. 500.000 euros fue el precio por el que un seguidor lo adquirió en subasta.