Foto: Axelle (Bauer-Griffin/FilmMagic/Getty Images)

El atleta mejor pagado del mundo disfruta claramente de su vasta riqueza. El martes, la estrella de UFC Conor McGregor, quien ganó 180 millones de dólares (152,79 millones de euros) el año pasado, reveló su última compra extravagante: un Tecnomar para Lamborghini valorado en 3,6 millones de dólares (3,06 millones de euros). «Mi yate Lamborghini está listo», anunció McGregor, de 33 años, en una publicación en Instagram, mientras se recuperaba de la lesión en la pierna que sufrió en su tercera pelea con Dustin Poirier en UFC 264 el pasado 10 de julio.

Conocido como el Supercar of the Sea (Supercoche del Océano), el Lamborghini 63 tiene (como su nombre lo indica) 63 pies (19,20 metros) de largo (algo más pequeño que los 10 yates más caros del mundo) y está propulsado por dos motores MAN V12, capaces de producir cada uno 2.000 caballos de fuerza. Con ese tipo de potencia, la embarcación de 24 toneladas puede alcanzar una velocidad de 60 nudos, lo que la convierte en una de las embarcaciones más rápidas de su tipo.

Además de la potencia del barco, su diseño encarna el ADN de Lamborghini. El casco es del mismo color verde que el Lamborghini Sian, y la superestructura de fibra de carbono (para mantener un peso bajo) tiene ventanas angulares que evocan los famosos hexágonos del Lambo. La cabina también es una interpretación náutica de dos modelos de la marca, con los asientos de piloto de cuero del Huracán Evo y un timón modelado en el volante del Aventador.

La colaboración entre Tecnomar y Lamborghini se anunció en junio de 2020, con solo 63 barcos en producción, conmemorando la fundación de Lamborghini en 1963. McGregor realizó su pedido en octubre en la sede de Tecnomar en Italia y recibió el yate número 12 en honor a su Compañía de whisky irlandés, Proper No. Twelve, que fundó en 2018 y vendió en abril por 150 millones de dólares (127,33 millones de euros). «Me siento honrado de tener la edición número 12 de solo 63 que se fabricarán», dijo McGregor en una publicación de Instagram el otoño pasado.

El barco es solo la última incorporación a la colección de juguetes de lujo de McGregor. En su página de Instagram, muestra habitualmente su Lamborghini Aventador Roadster y su Urus. También ha hecho alarde de su McLaren 650S, Rolls-Royce Ghost, Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe, Bentley Continental GT y BMW i8. El ícono de MMA también tiene un Land Rover Range Rover y un Land Rover Discovery más modestos para llevar a sus hijos al colegio.