4 lecciones que cada ejecutivo puede aprender de los trabajadores por hora

Perdidos en objetivos globales, grandes programas de marketing y ambiciosos proyectos con otras empresas, muchos altos ejecutivos olvidan algunos aspectos basicos de los primeros peldanos de la escalera laboral. Aquí hay cuatro lecciones clave cada ejecutivo puede aprender del trabajo por hora y llevar de vuelta a su oficina:

4 lecciones que cada ejecutivo puede aprender de los trabajadores por hora

1. Entrar en la cabeza de su cliente – y en sus zapatos.

Durante el turno de uno de sus empleados, cualquier empresario puede observar lo que motiva, frustra e inspira a un cliente principal. Este aprendizaje refuerza su propia misión cotidiana: crear una tecnología sin fisuras que coloque a las personas en las posiciones adecuadas para que puedan maximizar su potencial y llevar vidas más satisfactorias.

4 lecciones que cada ejecutivo puede aprender de los trabajadores por hora

2. La hospitalidad es importante en todos los aspectos del negocio.

Si bien la industria de la “hospitalidad” es un sector claramente definido, subraya todas las industrias. El personal ha de ser generoso con su tiempo y experiencia la hora de formar y guiar a los nuevos integrantes del equipo, pese a las demandas crecientes de los clientes, el equipo debe ayudar a los recién llegados a mantenerse tranquilos bajo la presión. Si el equipo en particular tiene una fuerte relación entre sí, y una actitud cálida y acogedora, esto irradiará en sus interacciones tanto entre sí como con sus clientes, incluso los exigentes.

4 lecciones que cada ejecutivo puede aprender de los trabajadores por hora

3. El trabajo por hora es un trabajo duro.

El trabajo intenso, ya se trate de verter cervezas como barman o conducir para Lyft, requiere concentración, dedicación y habilidad. Los cientos de tareas que deben realizarse simultáneamente en este tipo de empleos revalorizan los conceptos de multitasking y colaboración.

4 lecciones que cada ejecutivo puede aprender de los trabajadores por hora

4. El trabajo en equipo lo es todo.

En un entorno de turno horario, existe un arte para trabajar con otros miembros del equipo, detectando lo que necesitan, ayudándoles a manejar las responsabilidades y a apartarse cuando sea necesario. No importa lo que haga para ganarse la vida, todos hacemos nuestro trabajo mejor cuando somos parte de un equipo. Si su equipo particular está compuesto de una camarera y un camarero, o un ingeniero y un gerente de producto, la gente que trabaja con gracia en común siempre traerá los mejores resultados. Esta lección trasciende las industrias y se aplica a todo el mundo desde el nivel junior hasta el CEO.

[td_smart_list_end]