8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

El trabajo debería ser un espacio gratificante lleno de desafíos, que te resulte tan apasionante que vuelvas a casa después de cada jornada con la sensación de haber cumplido con tu deber cada vez un poco mejor. Sí, lo sabemos: esta es una sensación cada vez más rara entre los empleados de todas las categorías. Es mucho más frecuente encontrar profesionales que se sienten sobrepasados por sus tareas, cosa que, finalmente, consigue que apenas haya espacio para la pasión por sus funciones.

La sensación de que el tiempo se escurre entre los dedos y que nunca terminarías de cerrar una tarea concreta acaba desatando toda una tormenta que frecuentemente alcanza a más de una persona a su paso. Se culpa al equipo que se gestiona o a los compañeros del departamento de la mala gestión del trabajo, o acaban contagiando a las personas de su alrededor de un clima de constante frustración. Y esos sentimientos son, en todos los casos, destructivos respecto a la confianza en uno mismo.

En primer lugar, para que el trabajo empiece a resultar de nuevo un escenario motivador donde los retos sean algo positivo y no una carga adicional, es preciso reconocer al final del día todo aquello que salió bien, en lugar de centrarse en bucle en aquello que te generó más tensión. Si después de hacer este ejercicio de conciencia durante unas semanas todavía te encuentras mal, concédete un respiro para lograr comprender que muchas de las tareas que no puedes atender no supondrán el fin del mundo.

A continuación, plantéate por qué crees que no has logrado completar todo el trabajo que considerabas necesario, para establecer los pasos a seguir de camino a una jornada más exitosa el día de mañana.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

1. Los objetivos concretos son cruciales para avanzar. Establece cuáles son las necesidades específicas para cada tarea o proyecto y plantéate la necesidad de programarlos dentro de tu agenda.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

2. Establece una metodología clara para la realización de las tareas, y no dejes de revisarla: siempre puede haber una mejor forma de resolver las cosas.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

3. Si detectas una fuga de tiempo en ciertas partes de tu trabajo, trata de esclarecer qué puede estar produciéndola.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

4. Adáptate a una rutina para tratar de ser más disciplinado.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

5. Ten cuidado con las interrupciones, previstas o imprevistas, y las distracciones en las que caes diariamente mientras tratas de sacar el trabajo adelante.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

6. Plantéate que quizás estás tratando de ser un superhéroe, y que la solución podría estar, sencillamente, en reajustar sus expectativas.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

7. Establece pautas para resolver las tareas que recurrentemente dejas sin completar al final del día.

8 tips para pasar de estar abrumado a satisfecho con el trabajo

8. Decide al final de la jornada qué objetivo concreto vas a cumplir mañana para lograr ganar la batalla de la productividad.

[td_smart_list_end]