La Gran Vía madrileña respira aroma a mar con la llegada de Le Tavernier, un nuevo rooftop que reúne todo lo mejor de las viejas tabernas portuarias de la popular Marina coruñesa en el corazón de la capital española.

Este oasis de 500 metros cuadrados está ubicado en la azotea del hotel INNSiDE by Meliá Madrid Gran Vía, lo que le convierte en uno de los rooftops más grandes y frescos de la zona.

Foto: Juan Antonio Partal

Al igual que un gran buque velero, Le Tavernier está dividido en distintas y muy diferentes zonas, con una gran barra, escenario para eventos, zonas de degustación y mesas altas, mesas para dejarse llevar por todo su ambiente de una forma más tranquila y relajada e, incluso, un singular secret room con capacidad para 18 comensales que se podrá reservar para eventos, comidas o presentaciones. Todo ello, rodeado de una abundante vegetación y un cuidado diseño a cargo del premiado estudio de interiorismo estratégico Iván Cotado.

El nuevo rooftop madrileño comparte filosofía y nombre con su hermano coruñés, un popular pub situado en la Marina, ofreciendo ahora en Gran Vía  todo el sabor y el aroma de este característico puerto.

Combinados refrescantes

La amplia carta de bebidas y sus platos de carácter informal elaborados a partir de productos frescos de primera calidad, no dejarán indiferente a nadie y permitirán disfrutar de lo mejor de Galicia desde el mismo centro de la capital.

Su leitmotiv consiste en dejarse llevar por el arte del picoteo, entre propuestas como por ejemplo unas croquetas cremosas de cigala, taco galaico de costilla de cerdo o una buena tortilla de Betanzos, acompañadas de una bien tirada caña o cualquiera de sus numerosas opciones de bebidas.

Foto: Juan Antonio Partal

Entre sus cócteles estrella se encuentra el “Gallegroni”, una versión del clásico cóctel italiano Negroni, adaptada a sus raíces añadiendo una ginebra y un vermú gallegos. También destaca el “Ron Pornstar Martini”, una reinterpretación del clásico Pornstar Martini, con ron, fruta de la pasión, sirope de vainilla, zumo de lima y su chupito de cava. Entre los más demandados e instagrameables, está el “Sky Blue Martini”, cuyo color azul es la perfecta fusión entre el mar gallego y el cielo de Madrid, y está elaborado a base de vainilla vodka, clara de huevo, zumo de limón, sirope de piña y blue curaçao.

Estas propuestas, junto a su “Ginger Mojito”, los mojitos de siempre y los cócteles clásicos como el “Piña Colada”, el “Frozen Daiquiri” o el “Gin Basil Smash”, se presentan como algunas de las propuestas más refrescantes para este verano.

Además, cuenta con cócteles sin alcohol, a elegir entre cualquiera de las opciones de mojito o diseñado por el bartender a medida según los gustos de cada comensal.