La Clínica Mayo define el agotamiento del trabajo como “un tipo especial de estrés laboral, un estado de agotamiento físico, emocional o mental combinado con dudas sobre la competencia y el valor de tu trabajo”. Los empresarios son particularmente susceptibles al agotamiento. La carga de crear una empresa desde cero y liderar un equipo se acumula con el tiempo y puede manifestarse de manera desafortunada.

Afortunadamente, la necesidad es la madre de la invención. Chris Meyers, colaborador de Forbes USA, en su desesperación por evitar el agotamiento antes de que cause problemas reales, ha logrado encontrar algunas maneras de identificar los síntomas y evitar su impacto.

Cambiar el paisaje

Soy un gran creyente de que el lugar tiene un tremendo impacto en la calidad del trabajo que produces y en tu moral. Trabajando desde el mismo lugar, con la misma vista, durante las mismas horas refuerza una sensación de monotonía y puede conducir al agotamiento.

Cuando sientas que la monotonía empieza a tomar fuerza, haz un esfuerzo para conseguir un cambio de escenario. A veces esto significa simplemente levantarse y trabajar desde un lugar diferente en la oficina. El cambio de escenario casi siempre alienta nuevos pensamientos e ideas, impidiéndote caer en la rutina mental que conduce al agotamiento.

Busca un enchufe creativo

La ejecución de un negocio puede ser estresante, aterrador y solitario. Incluso para individuos con grandes redes de apoyo y cofundadores, puede ser difícil encontrar una salida con la que despejarse. Después de todo, los cónyuges pueden preocuparse por cómo sus desafíos afectarán sus vidas, y los compañeros empresarios a menudo están demasiado envueltos en sus dificultades para escuchar a los suyos.

La escritura, sin embargo, es la salida perfecta para explicar, explorar y digerir todo lo que afronta como emprendedor de una manera saludable, pero cualquier salida creativa funcionará. Lo importante es encontrar una manera de identificar y abordar los sentimientos que llevan al agotamiento. Cuando manejas las causas del agotamiento de una manera saludable y creativa, las privas de su poder sobre ti.

Practicar la atención plena

Cuando las cosas empiezan a amontonarse y los sentimientos de agotamiento se establecen, no te asuste. Recuerda detenerte y tener presente el momento. Normalmente, los sentimientos que estás experimentando están relacionados con lo que piensas que podría suceder en el futuro, no lo que está pasando en el presente. Practicar la atención plena y centrarse en el momento actual puede darte un respiro de los pensamientos y preocupaciones que llevan al agotamiento.

Los beneficios de la atención plena han sido bien documentados, y un artículo reciente de Harvard Business Review señala que se necesitan tan sólo seis segundos de meditación consciente para que estos beneficios se manifiesten. Aliviar su mente y alejarte de los interminables escenarios de “qué pasa si” te ayuda a centrarte en el presente y te prepara para lidiar con las tareas con más eficacia.