Escapar del bullicio de la ciudad es uno de los principales motivos para irse de vacaciones. Un sitio alejado de las aceras, los atascos y del caos urbano es de los mayores reclamos a la hora de decantarnos por un lugar u otro donde pasar los merecidos días de descanso. 

Estas diez cabañas están preparadas para recibir a los viajeros que quieran conectar con la naturaleza y huir las grandes ciudades. 

Pula, Croacia

Estas grandes tiendas de estilo safari tienen espacio para cuatro personas, con dos dormitorios, un baño completo y una pequeña cocina. 

Foto: Glamping Hub

Desde la zona de estar, hay unas vistas de la playa de Pomer, que está justo enfrente de las tiendas.

Los huéspedes tienen acceso a un restaurante compartido, una cafetería, un bar, una sala de juegos para niños, un centro de windsurf, un spa, una sauna y jacuzzis.

Eco Dome en Lanzarote, Islas Canarias

Una de las cosas más destacadas de Lanzarote es su cielo nocturno. Hay muy poca contaminación lumínica, por lo que en las noches despejadas el cielo se llena de estrellas. 

Foto: Glamping Hub

Para disfrutar de este espectáculo (que no tenemos en la ciudad), el techo de las cabañas es una cúpula transparente.

En el interior hay una cama doble de felpa, un baño completo e instalaciones básicas para cocinar. 

Camping Bubbles en Nea Moudania, Grecia

Estas burbujas transparentes ofrecen una experiencia única para dormir bajo las estrellas. 

Cuentan con cómodas camas con dosel y baño privado, lo que las convierte en el sitio perfecto para relajarse.

Foto: Glamping Hub

Cada burbuja tiene una bonita zona de estar al aire libre con tumbonas y una bañera de hidromasaje privada. 

Marvão, Portugal

En las rocas sobre el río Sever, cada cabaña de madera tiene vistas al río y a la campiña del Alentejo (a la que todo el mundo llama la nueva Toscana). 

Foto: Glamping Hub

Por dentro, son coloridas, acogedoras y románticas. Cada una tiene una ducha, un inodoro de abono, una cocina de gas, un horno y una nevera, y en la zona común hay agua fresca de manantial, tomas de corriente y una nevera y un congelador.

Las terrazas de madera de las cabañas tienen mesas, sillas y unos columpios tipo hamaca.

Raray, Francia

Una grácil escalera en espiral te lleva a cada una de estas casas en los árboles del bosque cercano a la Abadía de Chalais. 

Foto: Glamping Hub

El dormitorio tiene una cama de matrimonio y un cuarto de baño completo, además de comodidades como agua corriente, electricidad y calefacción. Las terrazas tienen mesas, sillas y jacuzzis de madera.

Pescara, Italia

Se encuentra en un tranquilo olivar dentro de una pequeña granja ecológica. Tiene espacio para dos personas y cuenta con baño y cocina.

Foto: Glamping Hub

La terraza tiene jacuzzi y barbacoa para disfrutar de las noches de verano. También viene con dos bicicletas para su uso durante la estancia.

Vipava, Eslovenia

Las dos casas en los árboles de esta urbanización tienen sauna y vistas a un hermoso valle. Disponen de camas dobles y cuartos de baño. 

Foto: Glamping Hub

Los huéspedes pueden degustar la cocina local en un restaurante cercano y probar el vino de los viñedos vecinos.

Galicia, España

Las cabañas de este oasis coruñés han sido diseñadas cuidadosamente para respetar la naturaleza. 

Construidas entre altos abetos, se integran en el paisaje causando un mínimo impacto visual.

Foto: Glamping Hub

Su interior es una mezcla entre lo rústico y lo sofisticado. Tienen dos plantas, con un salón, cocina, terraza y baño en la planta baja, y  dormitorio y otra terraza y jacuzzi en la planta superior.

Halkidiki, Grecia

Cada una de estas casitas tiene un dormitorio totalmente equipado, un salón, un baño y una cocina con mesa de comedor, y el sofá del salón se convierte en una cama doble. 

Foto: Glamping Hub

Las puertas correderas de cristal se extienden de un extremo a otro, lo que permite una gran cantidad de luz natural y unas preciosas vistas al mar y a la playa privada de las casas.

Drava, Eslovenia

Los interiores son acogedores pero elegantes, y todo está a la última. Disponen de camas de matrimonio, baños completos y terrazas con comedores privados, jacuzzis y vistas al campo. 

Foto: Glamping Hub

Todas las estancias incluyen el desayuno, que se puede llevar a la habitación en una cesta, y los huéspedes tienen acceso a un estanque con un pequeño bar donde pueden probar el vino local y un cine al aire libre.