Nunca como en el último año ha sido tan visible el valor esencial de la Tecnología Sanitaria para la salud de la población, para el funcionamiento del sistema sanitario y para la sociedad. La pandemia provocada por la propagación de la COVID-19 ha puesto de relieve que este sector desempeña un papel imprescindible en la prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de patologías, como así lo está demostrando la importancia de contar con material sanitario, test de diagnóstico y cribado, terapias respiratorias, monitorización, diagnóstico por imagen, equipos de soporte vital como los respiradores, así como los dispositivos de inyección para las vacunas, entre otros.

Desde el inicio de esta pandemia pudimos comprobar de primera mano el compromiso de las empresas de Tecnología Sanitaria para hacer frente a esta terrible crisis sanitaria. Trabajaron ininterrumpidamente las 24 horas del día los 7 días de la semana, sobre todo en los momentos más críticos de esta crisis sanitaria, para poner a disposición de pacientes y profesionales todos estos productos en la lucha contra el coronavirus.

Se trata de un sector esencial caracterizado por un elevadísimo nivel de innovación y especialización que pone a disposición del sistema sanitario y de los ciudadanos un cuantioso número de dispositivos, equipos y soluciones tecnológicas que no sólo son indispensables para el cuidado de la salud de la población, sino que además proporcionan seguridad a los profesionales y a los pacientes, y aportan eficacia y eficiencia al sistema.

Desde Fenin hemos estudiado y debatido mucho, especialmente en el último año, acerca de cómo aprovechar todo el potencial de esta industria, para superar la actual crisis sanitaria y también pensando más a largo plazo y de forma global. No hay que olvidar que este sector al que represento, el de Tecnología Sanitaria, es un motor para la economía, con una facturación anual de 7.960 millones de euros (según datos de 2019) y la generación de 27.800 puestos de trabajo, por lo que es necesario que cuente con un entorno que facilite el desarrollo de su actividad.

Para ello, necesitamos la complicidad de las Administraciones Públicas, a las que siempre trasladamos el mensaje de que la Tecnología Sanitaria es un aliado clave para la gestión de la asistencia sanitaria, incluida cualquier situación de emergencia, para la recuperación y la transformación del sistema y para el futuro de la Sanidad. Bajo esta premisa, desde la Federación venimos ofreciendo a las autoridades sanitarias y a los distintos ministerios implicados y Comunidades Autónomas nuestra cooperación institucional y conocimiento del mercado.

En esta línea, venimos trabajando intensamente para que la oportunidad que suponen los Fondos Europeos Next Generation EU –marco de financiación sin precedentes que de manera inminente la Unión Europea va a poner a disposición de sus Estados miembros–, para el necesario impulso y fortalecimiento del Sector se convierta en una realidad. Para ello, estamos presentando a las Administraciones, tanto la estatal como las autonómicas, un plan transformador con una visión de “Proyecto País” que busca contar con un sistema sanitario más moderno, inteligente y sostenible, lo que será posible gracias al proceso de la digitalización.

Esta propuesta se basa en cuatro objetivos: la mejora de los resultados en salud, a través de la medición, procesamiento y análisis de los datos; la participación del paciente en el cuidado de su propia salud, también con la potenciación de los datos; la correcta gestión de los recursos sanitarios; y el impulso del Sector de la Tecnología Sanitaria, acorde a las necesidades del sistema sanitario.

Este plan que propone Fenin se compone de seis “proyectos articuladores”: Un modelo del dato sanitario para la digitalización de la Sanidad; la creación de un repositorio colaborativo de datos sanitarios y no sanitarios que puedan compartirse para su procesamiento y análisis; el desarrollo de nuevos servicios digitales; la potenciación de la I+D+i con la implicación de los distintos agentes sanitarios que facilite el desarrollo e innovación nacional para facilitar el desarrollo de proyectos en el ámbito de Smart Health; la renovación del parque tecnológico; y un modelo de industria 4.0. innovador que permita una mayor competitividad.

Este Proyecto País está totalmente alineado con las prioridades del Plan de Transformación y Resiliencia de la Unión Europea y el Gobierno de España a través del Plan “España puede” y responde a las necesidades de la sociedad en su conjunto, con un extraordinario potencial transformador de la Sanidad.

Margarita Alfonsel, Secretaria General de Fenin