Forbes España ha dedicado la tercera edición de Forbes Summit Healthcare 2020 a repasar los últimos avances tecnológicos que permiten construir un nuevo modelo de atención sanitario incluyendo las aplicaciones de salud, lo último en innovación digital y la revolución del big data.

¿Cómo definir y establecer una atención sanitaria basada en el valor? ¿Cuál es el futuro del seguro de salud? ¿Se enfrentan las empresas sanitarias a un proceso de transformación digital? Estas son algunas de las cuestiones a las que los destacados ponentes han dado respuesta a lo largo de la jornada.

Andrés Rodríguez, presidente, editor y director de Forbes España.

Con Deloitte, Grupo Asisa, Quirónsalud y FarmaIndustria como partners, Forbes ha celebrado este miércoles 4 de marzo en el Auditorio 200 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía este evento conducido por la periodista Macarena Berlín y presentado por Andrés Rodríguez, presidente, editor y director de Forbes España.

Jorge Bagán, socio director de Sanidad de Deloitte, inauguraba la jornada señalando que la sanidad del futuro se basa en un mayor manejo de los datos, con un paciente más implicado en el manejo de su salud, más exigente y más conectado, y con mayor peso de la prevención.

“En esta edición queremos analizar cuál será la sanidad del futuro. Reflexionar y fijar cual será en un medio plazo, nos debe ayudar a dirigir de forma más efectiva las iniciativas y estrategias en el corto plazo. La tendencia a la colaboración entre todos los agentes sanitarios es uno de los principales retos de la sanidad del futuro“, ha explicado el directivo, que matizaba que “el modelo sanitario del futuro invertirá mucho más en diagnóstico y prevención gracias a la transformación digital. Los avances tecnológicos hacen que el paciente sea cada vez más exigente”.

Jorge Bagán, socio director de Sanidad de Deloitte.

Asimismo, Bagán ha subrayado que “el despliegue de tecnologías disruptivas y un nuevo perfil de paciente, más involucrado y exigente en la gestión de su salud, impulsará la reflexión sobre un modelo con menores limitaciones a nivel de localización y más focalizado en el paciente y en la prevención. El componente presencial de la gestión asistencial variará generando la necesidad de reflexionar sobre cuál es el mejor modelo de Hospital o Oficina de Farmacia a futuro”.

Presente y futuro de la salud en España

Marcos Guerra, director de Deloitte, ha sido el encargado de moderar la primera mesa de debate denominada Presente y futuro de la salud en España y formada por Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficial de Farmacéuticos; Juan Abarca, presidente de IDIS; y Humberto Arnés, director general de FarmaIndustria, en la que se ha hablado de las características que tendrá la sanidad del futuro y de las barreras que impiden el crecimiento del sector.

Marcos Guerra, director de Deloitte, Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficial de Farmacéuticos; Juan Abarca, presidente de IDIS; y Humberto Arnés, director general de FarmaIndustria.

Aguilar comenzaba su intervención asegurando que la farmacia española se está “adaptando a los cambios” que exige el paciente. “En este país tenemos un excelente sistema sanitario público y privado“, aunque opina que “existe una falta de colaboración entre los distintos estamentos que están en torno a la sanidad: si conseguimos eliminar barreras se avanzará muchísimo”.

Según Abarca, “estamos en un cambio de era, la digitalización está profesionalizando la actividad sanitaria. El sistema sanitario público en España desde el punto de vista de transformación digital se ha quedado en el Siglo XX, no ha avanzado. El paciente busca un tipo de atención diferente”. Así pues, ha puntualizado que “en los últimos 15 años ha cambiado el modelo de asistencia, con un paciente más informado y más profesionalización, pero todavía falta la transformación de la nueva era”.

Asimismo, el directivo cree que el sistema sanitario privado “está obligado” a pensar en el paciente, a dar una cobertura total al ciudadano. La sanidad “debería ser una sanidad inclusiva, accesible, transparente e interconectada. Los datos deberían ser patrimonio de la humanidad desde el momento en que su análisis nos permite curar más pacientes”.

Arnés considera que “la medicina personalizada y de precisión es una realidad que avanza cada día. Las nuevas tecnologías deben hacer más eficiente el proceso de investigación de un fármaco, estamos en los albores de una nueva era. Junto a la transformación ecológica y la digitalización, la investigación biomédica marcará el futuro de las sociedades, es cada día más abierta e interactiva”. Sobre España ha dicho que “tiene un gran potencial”, por ello, “debemos aprovechar la oportunidad que el país ofrece en el ámbito de la salud“. Y subraya como los grandes desafíos del futuro la sostenibilidad y la eficiencia.

Sanidad pública vs sanidad privada

Enrique Porres, consejero delegado de ASISA, ha asegurado durante su charla con la periodista Macarena Berlín que “la lucha contra la enfermedad es solo una parte de la actuación que hay que tener ante la salud de las personas”.

La periodista Macarena Berlín y Enrique Porres, CEO de ASISA.

El directivo ha hablado sobre la colaboración pública y privada: “El sector privado en sanidad tuvo una capacidad de respuesta muy buena en los años de la crisis. El modelo de colaboración público-privada ha funcionado muy bien en las comunidades donde se ha implantado”, aunque ha matizado que “el país no se puede permitir que existan recursos ociosos en el sector privado“.

En su opinión, “se va a producir una jubilación masiva de médicos en el sistema sanitario, no se han hecho los deberes de planificación en este aspecto. Se aproxima la jubilación masiva de los profesionales pertenecientes a la generación del baby boom y la formación promedio de un médico especialista necesita 11 años”.

Transformación digital: new players en la sanidad

Durante la segunda mesa de debate –Transformación digital: new players en la sanidad–, moderada por Roger Villarino, socio de Deloitte, y formada por Bruno Cuevas, CEO de Mediquo; Francisco Abad, CEO de Queraltó; Juan Roma, fundador y CEO de Corus; y Antonio Borregón, de Health Digital First, se ha hablado sobre los ‘nuevos jugadores’ del sector sanitario.

Roger Villarino, socio de Deloitte; Bruno Cuevas, CEO de Mediquo; Antonio Borregón, de Health Digital First; Francisco Abad, CEO de Queraltó; y Juan Roma, fundador y CEO de Corus.

En este sentido, Cuevas ha explicado que les gusta decir que su aplicación “es un hospital en el bolsillo el paciente“. Asimismo, se ha centrado en los datos: “Ser capaces de utilizar los datos que tenemos a disposición va a ser uno de los grandes retos”.

En la misma línea, Borregón ha admitido que “crear modelos operativos hacia los pacientes tiene unos procesos y una metodología y que las compañías que sepan intermediar el uso de datos serán las que logren destacar“.

Por su parte, Abad ha puesto de relevancia la importancia de la tecnología en el proceso de transformación de la compañía. “Las grandes posibilidades que ofrece la tecnología son abrumadoras. Estamos en esta materia muy por detrás de otras partes de Europa y del mundo”. A su vez, considera que el canal farmacia “será clave en la eficiencia del sistema para implantar con éxito sistemas de telemedicina“.

Por el contrario, Roma ha subrayado que su proyectos “es un gran ejemplo de cómo la transformación digital afecta a una compañía como agente de cambio. Todo lo que hacemos en nuestra compañía tiene una base digital“.

Nuevas tecnologías: ¿Cómo gestionar la era digital?

En la última mesa de debate, denominada Nuevas tecnologías: ¿Cómo gestionar la era digital? y moderada por Mario de la Peña, socio de Deloitte, han participado Jorge Velázquez, director de tecnología y transformación de negocio de Sanitas Hospitales; José Marcilla, DG de Novartis Oncología; Antonio Herrero, director de Data y Analítica de Quirónsalud; y Luis Magarzo, director de Operaciones Comerciales de Gilead.

Mario de la Peña, socio de Deloitte, Luis Magarzo, director de Operaciones Comerciales de Gilead; Jorge Velázquez, director de tecnología y transformación de negocio de Sanitas Hospitales; Antonio Herrero, director de Data y Analítica de Quirónsalud; y José Marcilla, DG de Novartis Oncología.

Primero hay que pensar cómo cambia la sociedad y después hacer uso de la tecnología. Lo que más nos va a romper los esquemas es la cantidad de innovación, ciencia y tecnología que se va a sumar en la próxima década. La Inteligencia Artificial es la que más nos va a impactar y va a cambiar nuestras vidas”, ha advertido Velázquez, quien ha asegurado que es fundamental “situar al cliente siempre en el centro de la transformación digital”.

Para Magarzo, “el modelo de visita médica y el perfil de médico está cambiando”. Y ha matizado: “Una de las primeras barreras para la tecnología es la aversión al cambio“.

En la misma línea, Marcilla pone de relevancia el periodo de transición en el que se encuentra el sector sanitario: “Estamos en un momento de transformación único, la tecnología nos permite soñar en mayúsculas. Vivimos un momento fascinante donde la revolución tecnológica y biomédica alargan la esperanza de vida en +2 años anualmente“.

En Quirónsalud, ha explicado Herrero, se utliza data miningpara optimizar todos los procesos del paciente, analizando los partes de consultas (…) cambiando procesos para habilitar diagnósticos más ágiles y reduciendo las esperas de los pacientes. El paciente va por delante tecnológicamente y es muy importante apostar por la predicción de las enfermedades. Las personas siguen siendo las que aportan valor a una compañía”.

Macarena Berlín, periodista y conductora de la tercera edición de Forbes SUMMIT Healthcare 2020.

La conductora de la jornada, Macarena Berlín, ha cerrado la jornada concluyendo que entre los retos tecnológicos a afrontar por el sistema de salud privada se encuentra la necesidad de sistemas más humanizados con atención personalizada, recordando que el paciente es cada vez más clientes, y observando esa soledad como patología. Y finalizaba recordando: “En 2050 morir va a ser una opción“. ¿Quién sabe?