La crisis sanitaria generada por el covid-19 ha supuesto un cambio de paradigma en muchos aspectos, pero si uno destaca sobre los demás es el cambio en el acceso a la atención médica. La salud, siempre importante, se ha colocado como prioridad absoluta y los pacientes demandan un papel más activo en el control y seguimiento de su propio bienestar.

«Desde niño, siempre he vivido la medicina en un plano vertical. Ahora los pacientes y los médicos estamos en un plano horizontal gracias a la digitalización«, ha afirmado en su discurso de bienvenida Andrés Rodríguez, presidente de Spainmedia y editor y director de FORBES España.

La innovación ha sido fundamental para que el sector fuera capaz de adaptarse a la situación de emergencia derivada de la pandemia, ha destacado. «Aunque durante la pandemia hemos experimentado el gran impacto que tiene la innovación en materia de atención sanitaria, estos dos años también han sido un punto de inflexión para nuestro sistema sanitario. De ahí que el tema central de este encuentro se centre, precisamente, en la necesidad de evolucionar hacia una sanidad más líquida, que nos permita a todos disponer de los recursos sanitarios adecuados para preservar o mejorar nuestra salud. Esto implica a médicos y paciente», ha señalado Rodríguez.

A raíz de la crisis sanitaria, «las personas como pacientes estamos demandando un papel más activo a la hora de abordar y gestionar nuestra propia salud y bienestar. La digitalización y el aumento de herramientas enfocadas a la prevención y al autocuidado nos están permitiendo asumir este control. Por otra parte, el análisis de datos predictivos está ayudando a las organizaciones sanitarias a mejorar la atención a los pacientes, mejorar los resultados y reducir los costes anticipando cuándo, dónde y cómo se deben prestar atenciones».

Hay que tener en cuenta que, «si bien antes del covid-19 la telemedicina ya había ganado terreno, ahora su adopción se ha acelerado. Gracias a ello, y al uso de la Inteligencia Artificial, estamos asistiendo a un cambio en la monitorización del estado de salud de las personas y en la vigilancia de tratamientos activos. Como resultado de todos estos avances, en un futuro cercano podremos hablar de una asistencia sanitaria totalmente digitalizada», ha explicado. «Pero hasta entonces, tenemos que definir un plan estratégico para emprender esta transformación, aportar transparencia y establecer un sistema de medición».

Para cerrar su intervención, el editor y director de FORBES España ha destacado la presencia en este summit de «grandes empresas sanitarias para abordar y perfilar este camino que tenemos por delante. Ahora es el momento de reinventarnos, de apoyarnos de la tecnología para ofrecer la respuesta que demandan las personas, adaptando las soluciones saludables a las necesidades de cada uno».

Además, Rodríguez ha aprovechado su intervención para destacar la relevancia del evento Forbes Summit Healthcare, un foro sobre salud que ha logrado en cinco años ser «todo un referente» para el sector a nivel nacional. Por esta razón, se impulsará en los próximos años hacia otras regiones. «En los próximos tres años nos gustaría tener presencia en las autonomías».