La firma relojera suiza Oris ha presentado el nuevo estándar con el Calibre 400, movimiento antimagnético con una reserva de marcha de cinco días y una garantía de 10 años, creado por la marca relojera para los ciudadanos del mundo actual.

Concebido de forma independiente por Oris y consiguiendo establecer el nuevo estándar de los movimientos mecánicos automáticos, Calibre 400 tiene una reserva de marcha de cinco días, es altamente resistente al magnetismo y llega con una garantía de 10 años. Con el objetivo de garantizar la máxima calidad al precio más ajustado, Oris ha examinado cada detalle siguiendo así la filosofía de creación de los movimientos de la marca.

Los campos magnéticos que nos rodean en el día a día a través de los imanes en ordenadores, carcasas de teléfonos o bolsos pueden alterar el movimiento de un reloj, por eso hace cinco años Oris concibió Calibre 400, no solo para producir un movimiento automático de alta precisión, sino para adaptarse al ciudadano de hoy en día.

Para Beat Fischli, director de operaciones de Oris, «el desafío de crear un movimiento mecánico desde cero no es solo crear una lista de funciones y luego idear una solución para ellas». Según el directivo, «nos enfocamos en reducir la fuerza de torsión del muelle real, donde se almacena la energía, para ayudar a conservar la energía y ejercer menor presión sobre las partes móviles. También introdujimos un nuevo diseño de ruedas en el tren de engranajes que ofrece una eficiencia mucho mayor. El calibre 400 retiene el 85% de la energía transferida desde el muelle real, en comparación con alrededor del 70% habitual».

“Por lo general, el rotor, se asienta sobre un rodamiento de bolas y opera en ambas direcciones. En cambio, ideamos un sistema mucho más fiable basado en el concepto de cojinete deslizante que solo carga en una dirección. Es mucho menos complejo y reduce el desgaste. Ese rotor alimenta dos muelles reales en barriletes gemelos que almacenan la enorme reserva de energía de cinco días del Calibre 400″, afirma Fischli.

Según Rolf Studer, Co-CEO de Oris, «Calibre 400 es un concepto inteligente, tiene una elección inteligente de materiales que le da sus propiedades antimagnéticas, y las soluciones de ingeniería brindan la fiabilidad que significa que podemos ofrecer una garantía de 10 años e intervalos de servicio de 10 años. No existe nada parecido».

La relojera suiza confía tanto en el rendimiento de las tecnologías avanzadas integradas en el Calibre 400 que ofrece una garantía de 10 años en todos los relojes Oris con el nuevo movimiento cuando los registra en MyOris.

AQUIS DATE CALIBRE 400

Aquis Date Calibre 400 es el último reloj de buceo de Oris, con una reserva de marcha de cinco días, altos niveles de anti magnetismo y una garantía completa de 10 años.

Aquis Date Calibre 400 cuenta con una caja de acero inoxidable multipiezas, bisel giratorio unidireccional con disco de cerámica, un tamaño de 43,50 mm, esfera en azul degradado, cristal superior de zafiro, revestimiento anti reflectante en el interior, fondo de caja de acero inoxidable, roscado y zafiro de zafiro transparente.

El nuevo reloj acuático de Oris lleva una corona de seguridad roscada de acero inoxidable con protector de corona, brazalete de caucho negro o brazalete de metal de acero inoxidable, ambos con cierre desplegable de seguridad con extensión y es resistente al agua hasta 300 metros.

Aquis Date Calibre 400 cuenta con el sistema Quick Strap Change, el desarrollo patentado más reciente de Oris diseñado para que una pulsera o correa se pueda cambiar simplemente levantando una solapa, sin necesidad de utilizar herramientas ni ser un maestro joyero. 

Además, el nuevo reloj de Oris viene equipado con agujas centrales para horas, minutos y segundos, ventana de fecha a las 6, corrector de fecha, ajuste fino y parada de segundero, y además cuenta con una precisión de -3/+5 segundos al día. Se trata de un reloj altamente antimagnético, automático de carga y una reserva de marcha de 120 horas.

Aquis Date Calibre 400 estará disponible desde noviembre de 2020 por un precio de 3.000€ con brazalete o 2.900€ con caucho y una garantía extendida a 10 años con la suscripción a MyOris aplicable al reloj y al movimiento.