Cada 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos. Y hoy más que nunca (dada la situación que vivimos, que nos ha hecho poner freno al frenético ritmo de vida), deberíamos dejar respirar a la naturaleza y plantearnos una tregua más que necesaria. Oris, la marca independiente suiza, se une a esta celebración a través de sus últimos modelos más comprometidos. En su misión ‘Change for the Better’, trabajan con organizaciones sin ánimo de lucro y agencias de conservación en todo el mundo, centradas en el agua, los océanos y la vida que contienen. Porque si no actuamos ahora, puede ser demasiado tarde. Pero juntos podemos marcar la verdadera diferencia. Cada una de estas colaboraciones –que se materializan en relojes especiales y con historias que contar– surge de un vínculo en común, una filosofía y valores como innovación, compromiso y sostenibilidad. Además de buscar concienciar durante todo el año de la importancia de cuidar nuestros océanos y fomentar una actitud respetuosa y comprometida con ellos.

Oris Lake Baikal Limited Edition

Con idea de proteger el lago de agua dulce más hondo del mundo se planteaba este modelo basado en el reloj de buceo Aquis de alto rendimiento y creado en colaboración con la Lake Baikal Foundation. Las ventas del reloj ayudarán a recaudar fondos en apoyo del “Point No.1”, un proyecto de conservación del lago Baikal, dirigido por el Scientific Research Institute of Biology de la Irkutsk State University, el proyecto de monitoreo ambiental de agua más detallado y longevo de la historia científica. “Point No.1” está apoyado por la fundación. El lago Baikal de Siberia, que se cree que tiene 25 millones de años, es muy importante. Posee el 20% de las reservas de agua dulce de los lagos del mundo. Es el lago más profundo, con 1.642 metros, fluyen alrededor 300 ríos y alberga miles de especies de plantas y animales endémicos.

Craysfort Reef Gold Limited Edition

Sembrar para el futuro: este es el planteamiento con el que nacía el segundo reloj de buceo de edición limitada realizado en colaboración con Coral Restoration Foundation, la organización líder mundial en restauración de corales, con la que Oris lleva trabajando desde 2014. Un reloj especial para una colaboración especial. Es el primer reloj de buceo Oris producido en oro amarillo sólido de 18 quilates: la caja, el bisel, la corona y los protectores de la corona están hechos del preciosos materiales. Para finales de este año la fundación habrá plantado más de 30.000 corales en el arrecife Carysfort de Florida. La visión de la fundación es que Carysfort sea el primer arrecife del mundo en experimentar una recuperación exitosa a nivel de ecosistema. Y, gracias al apoyo de socios como Oris, está extremadamente seguro de que esto se puede lograr.