La relojera suiza Tag Heuer, propiedad del gigante francés LVMH, ha elegido la avenida del lujo madrileña por excelencia, la Calle Serrano, para ubicar la que es su primera boutique propia en España. Situada en el número 20 de la vía, en el Barrio de Salamanca, Tag Heuer es ahora vecina de Versace y de Coach.

El espacio, de 50 metros cuadrados, muestra todas las colecciones de la marca, que está especializada en cronógrafos y en piezas deportivas. No faltan representantes de sus modelos más emblemáticos, como Monaco, Carrera, Autavia, Aquaracer y el reloj inteligente Connected Modular, así como algunos de sus últimos lanzamientos, entre ellos el Carrera H02 Tourbillon Nanograph y el Monaco Heuer 02.

El nuevo punto de venta de Tag Heuer en Madrid se suma a los 4.500 en los que la marca está presente en todo el mundo (más de 200 en España, sobre todo en la capital y en Barcelona). De ellos, 170 son tiendas propias. La relojera también despacha sus productos en internet en algunos países, entre los que no se encuentra España.

La industria relojera no para de crecer

La compañía, dirigida en la piel de toro por Blanca Panzano, que también ejerce de directora general de la división de relojes y joyería de LVMH en España, dispone asimismo de varios corners dentro de los principales centros de El Corte Inglés de Madrid.

Este año, Tag Heuer cumple 160 años desde su fundación en las montañas del Jura suizo, en 1860, de manos de Edouard Heuer. Hoy sus relojes se sitúan en un rango de precios de entre 1.000 y 4.000 euros.

Tres relojes, tres estilos

Minoristas: todos los retos en el horizonte