El año pasado, la centenaria Jaeger-LeCoultre mostró la nueva cara del Memovox Polaris que fabricó entre 1965 y 1968, reconvirtiéndolo en una colección de buceo de nombre Polaris que llegó con cinco variantes: Automatic, Automatic Date, Memovox, Chronograph y Chronograph World Time, a la que se sumó meses después el Geographic WT.

Este año, la familia presenta el Automatic Date en color azul (el de 2018 tenía la esfera negra), y ya ha llegado a la boutique que la firma tiene en El Corte Inglés de Castellana (Madrid). Viene con bisel giratorio y en una edición limitada a 800 piezas. Por lo demás se mantiene intacto, con su caja de acero de 42 mm, agujas de tipo bastón, índices con forma de trapecio, 200 metros de hermeticidad y un movimiento mecánico automático (el Calibre 899A/1) que ofrece una reserva de marcha de 38 horas. Inspirado en el Polaris II de 1970, su nueva esfera se ha lacado a mano con acabado soleado, graneado y opalino. El brazalete que lo ciñe a la muñeca está fabricado en caucho azul. Con una corona se ajusta la hora, y la otra ayuda a controlar el bisel giratorio. En el fondo, una insignia de submarinismo con botella y la frase ‘1000 Hours Control’, que indica que el reloj ha sido sometido a mil horas de pruebas.

PVP: 8.350 €.