La relojera se ha rendido a los encantos de la isla pitiusa (ya lo había hecho con Mykonos, Capri y Porto Cervo) y le ha dedicado este Classic Fusion Chronograph en blanco con cerámica azul de lo más ibicenco.

PVP.: 14.850 €.