Difícilmente un reloj puede evocar mejor la adrenalina sobre la carretera que el Carrera de TAG Heuer. Y hay pocas celebridades como el actor canadiense Ryan Gosling, un talento al volante en el filme Drive (2011), para representar a este cronógrafo deportivo que ha hecho historia en la trayectoria de la firma y de la relojería de alta gama. Pues pensado y hecho: Gosling acaba de ser presentado como embajador del best seller de la marca que Edouard Heuer fundó en 1860 en Saint-Imier, en las montañas del Jura suizo.

“La película Drive representa el vínculo más fuerte con lo que somos hoy en día, y estamos entusiasmados con los proyectos creativos que tenemos juntos [con Gosling]”, dice Frédéric Arnault, consejero delegado de TAG Heuer, en relación a su nuevo fichaje, al que considera heredero del legendario Steve McQueen. Dos hombres apasionados por los automóviles y el espectáculo para los que el estilo y la esencia siempre han sido una misma cosa.

Ideado para pilotos de coches profesionales, el Carrera nació a finales de los 60. Entonces, Jack Heuer, al frente de TAG Heuer, tomó el nombre de la Carrera Panamericana que recorría México entre 1950 y 1954 para alumbrar un reloj con tres subesferas que aportaba información vital (y muy legible) para las competiciones de automóviles. Lo relevante, más aún que sus funciones, era su aroma a asfalto y su apariencia, que remitía al estilo de vida propio de los circuitos de carreras.

Trece nuevos Tres Agujas

Cada poco tiempo, el icono se revisa para que brinde la mejor versión de sí mismo, y ahora, de la mano (y la muñeca) de Ryan Gosling, el Carrera vuelve a la palestra con una actualización del modelo de tres agujas: el más fino y sencillo de todos los Carrera, que nació a principios de la década de los años 2000.

Hay 13 referencias inéditas del Tres Agujas, agrupadas en cuatro subcolecciones que ofrecen una amplia gama de tallas para todos los gustos: Day Date 41 mm, Twin-Time 41 mm, Date 39 mm y Date 29 mm. Todos ellos se han impregnado de los códigos de estilo de los cronógrafos Carrera Heuer 02 que se lanzaron el año pasado. Realizados en acero y con nuevos brazaletes con eslabones en forma de hache, solo uno incorpora una correa de piel de cocodrilo marrón.

Los de 39 mm (con ventanilla de fecha a las 6 h) y 41 mm de diámetro albergan un movimiento automático (el Calibre 5), y están equipados con una caja nueva y asas e índices más refinados. En cambio, el Twin-Time incluye el Calibre 7 y muestra un realce bicolor en tonos plata y azul que indica el día y la noche. Por su parte, el Date 29 mm, con movimiento automático Calibre 9, comprende una versión más sofisticada de ventanilla de fecha en las 6 h e índices de diamante.