El Black Friday pasa sin pena ni gloria por las tiendas de alta relojería. Ninguna marca suiza de relojes con solera anuncia descuentos para estos días en los que se desata la fiebre de compras prenavideñas, en una tradición que vino, como casi todo, de Estados Unidos. ¿Quiere eso decir que no merece la pena pasearse Serrano arriba Serrano abajo el último viernes de noviembre en busca de unos euros que rascar a las tarifas oficiales? No exactamente.

Que no se publiciten las rebajas no significa que no se aplique ninguna disminución de precios. Aunque el lujo no es partidario de esta práctica en ningún momento del año, pues el valor percibido de la marca se vería perjudicado, así como su capacidad de cobrar un sobreprecio, hay minoristas que, en un día como el de hoy, hacen «la vista gorda». No esperes descuentos de hasta el 50%, como en otros productos, en estos comercios multimarca. Pero algo se puede negociar.

Tras consultar con algunas de las principales joyerías y relojerías del territorio nacional, nos han confesado que el descuento es factible. «El cliente nos dice qué reloj quiere, y vemos si se puede hacer una rebaja, si bien depende de la forma de pago, de cuántos relojes se lleve… Pero algún descuento sí se puede hacer», comentan en una famosa relojería de la Calle Serrano de Madrid. Ni que decir tiene que los clientes más fieles obtienen un trato preferente durante todo el año.

Webs y ‘outlets’

Así que una buena opción es acudir a estas boutiques en persona, y no realizar la compra online. Con alguna excepción, como siempre: en la web de la joyería Suárez ofrecen un 15% de descuento en una selección de joyas, y en esa lista se cuelan unos pocos relojes de firmas tan prestigiosas como Omega, Longines y Breguet.

Todo eso en cuanto a la media y alta relojería, porque sí existen alternativas a los importes ordinarios que fijan en Internet webs multimarca como Nordstrom para enseñas relojeras más asequibles. En ésta, en concreto, están rebajados los modelos de temporadas pasadas de marcas de moda de lujo como Gucci (que cuestan un 40% menos), Versace (-30%) y Salvatore Ferragamo (-30%). También en Fossil, en Cluse, en Guess y en Viceroy «celebran» el Black Friday con precios encogidos.

También puedes encontrar piezas con descuento en los outlets de Value Retail, la empresa que gestiona Las Rozas Village, en Madrid, y La Roca Village, en Barcelona. En la capital española tienen un espacio propio de venta allí Certina, Tissot, Hamilton, Longines, Rado (agrupadas en la boutique Hour Passion), además de Bvlgari, Montblanc, Swatch, Tag Heuer y Breitling. Esta última participa en el Black Friday de Las Rozas Village con hasta un 10% de rebaja adicional en unos pocos relojes hasta el 28 de noviembre.

En La Roca Village, la tienda Hour Passion ha anunciado hasta un 60% de descuento en artículos seleccionados hasta el día 28. Montblanc, de hasta el 70%. Tag Heuer, que también dispone de un local allí, no contempla más rebajas que las habituales.

Otras opciones

Por último, hay marcas de relojes que, si bien no deprecian su mercancía porque sus precios son de por sí ajustados, brindan a sus clientes algún detalle. Por ejemplo, la suiza H992, que vio la luz el pasado verano con modelos mecánicos y asequibles (de unos mil euros), regala uno de sus relojes con la compra de un gorro de invierno negro (sí, no al revés).

En Swatch nunca han participado en el Black Friday con descuentos, pero algún año sí que han lanzado colecciones específicas o promociones (no es el caso de 2022). En Oris, lo que suelen hacer es complementar la compra con un detalle vinculado a la relojería o a la historia del propio reloj.