La diversidad y la inclusión son esenciales en los negocios de hoy, ya que una variedad de personas de diferentes orígenes y culturas nos brinda el equilibrio de voces y la pluralidad de pensamiento que necesitamos.

Sin embargo, parece que muchas empresas todavía no tienen un equilibrio saludable en el trato de las personas de diferentes orígenes trabajando para ellas.

Esto es algo que debe cambiarse y este artículo reflexiona sobre las razones por las que la diversidad y la inclusión son esenciales en los negocios y cómo pueden tener un gran impacto en las empresas a corto y largo plazo. 

1. Mayor innovación y creatividad

Tener un ambiente de trabajo lleno de empleados de diferentes orígenes, habilidades, experiencias y conocimientos significa que habrá un aumento de ideas innovadoras y creativas. Esto puede tener un gran impacto en el negocio, ya que ayudará a expandir el negocio a largo plazo. Los empleados se sentirán más cómodos compartiendo sus ideas con los demás, compartiendo ideas únicas en un entorno diverso. Esto ayuda a que una empresa se destaque de aquellas empresas que aún funcionan con solo ‘una voz’.

2. La diversidad proporciona una gama de habilidades

Es importante contratar personas de todos los orígenes, ya que todos tienen diferentes habilidades que pueden brindar y ayudar a mejorar un negocio. Al tener un entorno inclusivo y diverso, esto permite integrar perspectivas más amplias al generar ideas, resolver problemas y desarrollar nuevas ideas en los negocios. 

3. Se potenciará el negocio

La diversidad y la inclusión son factores importantes que muchas personas buscan al aceptar una oferta de trabajo. Aquellos que ven que su negocio tiene personas de todos los orígenes probablemente aceptarán la oferta de trabajo y se sentirán más bienvenidos. Esto permitirá que las empresas también contraten a los mejores talentos, asegurando que se contraten las mejores habilidades y no basándose únicamente en la apariencia de la persona.

4. Empleados más felices

¡Los empleados estarán más felices! Trabajar en un entorno que promueva la diversidad y la inclusión hará que los empleados se sientan más felices de estar en el trabajo, lo que se reflejará en el trabajo realizado. Los empleados prosperarán en sus roles laborales y surgirán oportunidades, lo que permitirá que el negocio también prospere en general, ¡lo que equivale al éxito!

5. Mayor productividad

El trabajo en equipo y el trabajo cooperativo pueden aumentar la productividad en los negocios. Esto se debe a que un equipo diverso puede brindar su variedad de experiencias y habilidades y permitir que otros compañeros de trabajo aprendan y trabajen bien juntos. Una mayor productividad significa que se pueden intercambiar ideas y que el negocio puede prosperar en un período de tiempo más corto entre competidores que no tienen una fuerza laboral diversa e inclusiva.

6. Comprenda a sus clientes

Tener un equipo diverso e inclusivo no solo beneficiará a su negocio internamente sino también, lo que es más importante, a sus clientes/clientes potenciales. Esto se debe a que puede comercializar su negocio a personas de diferentes orígenes que reflejan aquellos que ya están trabajando. Los empleados pueden promover el negocio de manera efectiva ya que tienen antecedentes similares con el público objetivo previsto. Como negocio, también hay espacio para el crecimiento, ya que hay diferencias que comienzas a aprender entre los diferentes grupos de personas y cómo orientarte hacia ellos. 

7. Más talento para elegir

Si el negocio fomenta la diversidad y la inclusión, entonces cuando se trata de encontrar nuevos talentos, hay más para elegir. No se tratará de reclutar a un cierto tipo de persona que se vea de una manera particular, sino de enfocarse en las habilidades que una persona puede aportar y contribuir al negocio. Esto ayudará con el crecimiento del negocio ya que solo se contratará a los mejores talentos.

8. Mayores ingresos

Al tener una fuerza laboral diversa e inclusiva y administrarla con éxito, esto conducirá en última instancia a mayores ingresos. Los empleados estarán más felices en sus funciones laborales; surgirán nuevas ideas y aumentará la productividad. Esto conducirá a mayores éxitos dentro del negocio y permitirá que el negocio prospere y se destaque entre los competidores. No estoy sugiriendo que deba hacerlo por el dinero, pero si tiene un impacto positivo en la cultura de la organización, la productividad y el resultado final, ¿no es una obviedad?

Es hora de que las organizaciones adopten una postura más proactiva en el empleo de una fuerza laboral diversa que refleje a las personas reales de la sociedad actual.