La supermodelo e ícono de la moda Gigi Hadid ha agregado un nuevo trabajo a su extenso currículum. Ahora es la directora creativa y fundadora de su primera marca, Guest in Residence, una empresa lanzada el pasado 7 de septiembre que fabrica piezas de cachemir y prendas de punto.

La marca ofrece una amplia gama de prendas de punto como gorros, suéteres, pantalones y polos, y tiene como objetivo cerrar la brecha entre la cachemira cara y la moda accesible. «La cachemira siempre se ha asociado al lujo», dice Hadid. Pero el plan de la modelo es modificar eso, creando piezas que ella llama ‘clásicos funky’: prendas con combinaciones de colores alegres a un precio asequible.

La marca ofrece tres colecciones de prendas de punto: core, season y drops. La colección principal son los artículos insignia de la marca: que incluyen estilos atemporales para el guardarropa de todos los días. «Mi colección principal es un guiño a eso. Los clásicos siempre estarán aquí, pero también lanzaremos cosas nuevas para usar de diferentes maneras», explica Hadid. Fiel a su misión, el 90% de la colección principal está por debajo de los 400 dólares. Los nuevos estilos de cada temporada se lanzan trimestralmente, y los colecciones están reservadas para colaboraciones y ediciones limitadas.

La modelo comenzó a hablar de su nueva empresa hace unas semanas a través de su cuenta de Instagram, mostrando a sus seguidores su nueva oficina en Manhattan. Una imagen de la red social muestra a Hadid examinando muestras de color junto a miembros de su equipo, la estilista y editora de moda Gabriela Karefa-Johnson y el diseñador CJ Kim (formalmente de The Row y Helmut Lang).

«El color para mí es muy instintivo. Gran parte de mi proceso consiste en sentarme con el equipo, cerrar los ojos y encarnar a nuestro cliente, ir a los lugares a los que iría y lo que vería», dice Kim, refiriéndose a su práctica creativa.

Su creación favorita es Stealth Cardigan, una pieza híbrida inspirada en el clima de transición de verano a otoño. El diseño se hizo proporcionalmente para ocultarse debajo de una chaqueta como una pieza de capa o para usarse como una parte superior con un broche de gancho.

«Todo el mundo puede encontrar una buena inversión para su guardarropa en esta colección. Quiero animar a la gente a ser consumidores más conscientes y encontrar cosas para ponerse de 100 maneras diferentes», agrega Kim. Guest in Residence se venderá directamente al consumidor y exclusivamente en su sitio web.

El lado emprendedor de Gigi Hadid

Hadid despertó su curiosidad por la cachemira mientras estaba en Milán para la semana de la moda de 2019. «Quería saber cómo dos empresas del mismo tamaño pueden vender lo que llaman suéteres 100% de cachemira, pero uno cuesta 3.000 dólares y el otro 90», recuerda la modelo.

Después de recorrer varias casas de cachemira, Hadid descubrió que la industria usa los mismos materiales, pero algunas casas usan fibras cortas 100% de cachemira para vender a un precio más bajo y con una calidad más baja, mientras que las marcas más caras usan fibras largas y así aumentan los precios de sus productos.

Las fibras cortas se desmoronan más rápido, pero las fibras largas son económicamente inalcanzables. Fue en ese momento que encontró su nicho. Tomaría un material de lujo y lo haría asequible, exclusivo y atemporal, algo que se pueda heredar de generación en generación.

«He notado que la gente siente que, debido a que el cachemir es un material de lujo, da miedo cuidarlo. Tenemos muchas ganas de cambiar eso. Uno de los objetivos de Guest in Residence es educar a que la gente a que no hay necesidad de comprar más, se trata de ahorrar para un suéter y aprender a cuidarlo para que dure mucho», explica Hadid.

Guest in Residence trabaja con fibras largas de alta calidad para evitar la formación de bolitas y roturas en el material. Confeccionan sus prendas de punto con tejido de alta tensión, un proceso que garantiza la resistencia de una prenda a través del peso y la textura, al mismo tiempo que brinda una sensación suave al usarla.

La vida útil de la prenda fue un elemento crucial en los estándares de diseño de Hadid. Ella todavía tiene piezas de cachemira que le fueron heredadas por sus padres. «Todas las piezas tienen una vida por delante. Con suerte, si las cuidamos, tienen una vida después de nosotros. «Todo se relaciona con cuidar lo que tienes para que te dure en el futuro».

De modelo a empresaria 

Comenzar una nueva marca ha sido una progresión natural de su carrera. «La gente tal vez tenga una idea errónea de lo que significa ser modelo», dice Hadid. «Si una modelo mira a su alrededor puede aprender mucho más que solo modelar, hay mucho más allá», asegura. 

«El mundo del modelaje es es un mundo increíble donde se unen muchas cosas. Eso, a su vez, me dio las pautas básicas para aprender a administrar el tiempo y a cómo ser una mejor líder», comenta Hadid, quien no es ajena al diseño, ya que ha colaborado en colecciones para Maybelline, Messika y cuatro temporadas para Tommy Hilfiger. 

Cuando se trataba de comenzar algo por su cuenta, Hadid prefería esperar el momento perfecto. Ese momento llegó en 2021, después de dar la bienvenida a su primer hijo, Khai. «Cuando estaba embarazada comencé a darle mucha más importancia a encontrar este nuevo camino en mi vida. Que sería ser la mejor mamá, trabajar y superarme a mi misma», dice.

«Con este nuevo trabajo estoy experimentando algo completamente nuevo: voy a la oficina y estoy con las mismas personas. No se trata de cómo me veo todos los días. Si soy una mamá cansada porque he estado despierta toda la noche, está bien. Puedo ir a la oficina y tener un espacio creativo que no está al otro lado del planeta», reflexiona.

Guest in Residence es solo uno de los muchos proyectos de Hadid para este otoño. La modelo también será coanfitriona de la temporada 2 del exitoso programa de Netflix, Next in Fashion, que presentará junto con el experto en estilo Tan France. Actualmente no hay una fecha de emisión establecida para el lanzamiento de la temporada.