José Moreno Carretero, presidente de Altec, ha protagonizado una de las batallas empresariales de los últimos años en su intento por el control de Sacyr. Carretero llegó a alcanzar el 12,37% del capital de Sacyr, pero la mitad de este porcentaje eran préstamos y otros derivados suscritos con el banco Citi. Gracias a esta posición, el empresario ocupó un puesto en el consejo de administración y declaró la guerra a los accionistas mayoritarios, pero perdió en 2018 después de que sus adversarios lograran el apoyo de la junta de accionistas para expulsarle del consejo. Además, Carretero devolvió los derivados y redujo drásticamente su participación en Sacyr. Por otra parte, el regulador español de la Bolsa, CNMV, le impuso una multa de 300.000 euros por no haber comunicado adecuadamente su posición en el capital. Fruto de todo ello, el valor de su riqueza ha bajado de 300 a 210 millones en este año. Pero, ¿es definitivamente una caída del Olimpo de los ricos o simplemente un paso atrás para intentarlo más tarde?

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=”large” posttypes=post posts_in=54263]