Ramchand ‘Ram’ Bhavnani, de origen indio pero residente en Canarias, es un ejemplo de millonario con buen ojo para las inversiones. A lo largo de los años ha comprado y vendido el 8% del banco Zaragozano, se ha hecho con el 5,25% de Bankinter o adquirido acciones del antiguo BSCH (actualmente, Santander), entre otras operaciones. En 2017, protagonizó una nueva operación al hacerse con el 9,77% de Altia, la consultora que controla el presidente del club de fútbol Deportivo, Tino Fernández. Bhavnani gestiona estas operaciones a través del family office Casa Kishoo. Y parece que con buen tino. Su fortuna personal es de 80 millones, pero la riqueza de los Bhavnani y los Rajwani, que él gestiona, asciende a 250 millones.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=”large” posttypes=post posts_in=54263]