Si en lugar del ‘balón de oro’ de los futbolistas, los presidentes de los tres grandes clubes españoles recibieran el premio ‘gestor de oro’, Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo, se lo llevarían por goleada. En el último año, han aumentado la valoración del Club Atlético de Madrid en un 50%, de mil millones de dólares en 2021 a 1.500 millones en la actualidad. El equipo de Gil se sitúa así en decimotercera posición del ranking mundial de clubes, por detrás del Borussia Dortmund (1.800 millones o un 5% menos) y por delante de AC Milan (1.200 millones, un 15% más).

El Atlético de Madrid ha mejorado su precio en el mercado por la valoración que dan los inversores a sus ingresos por taquilla y otros resultados, y en parte también al valor de su marca, su participación en competiciones y otros factores. El club cuenta con patrocinadores tradicionales de la talla de Bwin, Capital Energy, Hyundai, Nike y Mahou. Y, por otra parte, el club ha firmado el mejor contrato de patrocinio de su historia con la plataforma de criptomonedas Whalefin por 42 millones de euros anuales durante cinco ejercicios. También se ha aliado con el grupo extremeño Civitas, que preside Alejandro Ayala, y añadirá su nombre al estadio Metropolitano. Civitas Hispania tiene un patrimonio neto de 122 millones.

Además, Gil y Cerezo han dado la vuelta a una situación patrimonial que se presentaba complicada en 2020, cuando el Atlético cerró el ejercicio con un patrimonio neto negativo de 27 millones de euros. Para equilibrar sus finanzas, la asamblea de accionistas acordó en junio de 2021 una ampliación de capital de
181,8 millones con el apoyo del 98,3% de los asistentes. En esa reunión, la patrimonial de Gil y Cerezo, la sociedad Atlético Holdco, se comprometió
a aportar casi 120 millones a la ampliación y ha elevado su participación del 65,98% al 70,39% del capital. Para ello, vendieron un 33,96% de Atlético Holdco al fondo de inversión Ares Management. Tras este reajuste accionarial, Gil mantiene la mayoría de Atlético Holdco y a través de ella tiene casi un 36% del capital, en términos reales, del club de fútbol.

La fuerza del Real Madrid

Pero si el ‘gestor de oro’ se valora por la fortaleza económica, el ganador es Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. Florentino Pérez es también presidente de la constructora ACS y el decimotercer español más rico con 1.800 millones de euros. Y es que el Real Madrid se mantiene, un año más, como el equipo más valioso del mundo, con un precio de mercado de 5.100 millones de dólares o un 7% más que en 2021. El club redujo sus ingresos en un 4% en 2021, pero el presupuesto de 2022 prevé un aumento de la facturación del 6%, hasta 695 millones y prevé mejorar el beneficio neto en un 21%. Además, el club tiene una marca muy potente que alcanza los 894 millones de dólares de valor. De sus ingresos de este año, la mitad procederán del marketing. Y es que entre sus patrocinadores cuenta con Adidas, Audi, Emirates y Mahou, entre otros.

Por su parte, Joan Laporta, presidente del Club de Fútbol Barcelona podría llevarse el premio a la ingeniería financiera. El Barça se mantiene como el segundo club más valioso 148 del mundo, con un valor de 5.100 millones de dólares o un 5% más, pese a que sus ingresos cayeron un 12% y su resultado operativo fue negativo. Sin embargo, el club prevé mejorar sus ingresos en un 23% en la actual temporada y cerrar con beneficios.

Dentro del mundo del fútbol, destaca la fortuna personal que ostentan presidentes como Enrique Cerezo (Atlético de Madrid), Florentino Pérez (Real Madrid), Fernado Roig (Villarreal) o Juan Carlos Escotet (Deportivo
de La Coruña).

Todo parece haber cambiado desde el 6 de octubre de 2021, cuando La- porta dijo públicamente que el club estaba en quiebra contable con una deuda de 1.482 millones de euros. En esa época, el Barça se desprendió de Leo Messi y la Liga dificultaba sus fichajes por su situación financiera. Pero pocos meses después, el club recuperó su solvencia y fue uno de los grandes fichadores del sector. ¿Qué cambió? El Barça ingresó 527,5 millones por la venta del 25% de sus derechos televisivos de los próximos 25 años al fondo de inversión Sixth Street, y otros 200 millones por la venta del 50% de la productora del club, Barça Studio. Por otra parte, el Barça y Spotify han acordado un patrocinio mundial por 449 millones de dólares que arranca en la temporada 2022-23. Además, entre sus patrocinadores figuran Beko, Estrella Damm, Nike y Rakuten. Con ello, ha minimizó la presión financiera aunque a cambio ha renunciado a posibles ingresos futuros.

Más empresa, ¿menos deporte?

El mundo del fútbol, una deportiva para ganar títulos y otra empresarial para poder pagarlos. Pero cada vez afronta más operaciones de calado financiero. Y es que, para liderar un club hay que cubrirse con un patrimonio mínimo. En primera división hay cuatro sociedades anónimas deportivas (SAD), Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna. El Athletic es otro ejemplo de carácter empresarial. Su presidente es Jon Uriarte, que junto con Ander Michelena vendió Ticketbis a eBay por 147 millones de euros en 2016 y fundaron el grupo All Iron para gestionar sus inversiones. El Osasuna está presidido por Luis Sabalza, también empresario.

El Atlético de Madrid es el club que más ha aumentado su valoración (un 50%, de 1.000 a 1.500 millones) respecto a 2021

Las SAD no tienen accionistas, pero presentarse a presidente no es precisamente barato. En las últimas elecciones del Real Madrid, optar a sustituir a Florentino Pérez tenía un precio: 124 millones en avales. Por ponerlo en contexto: Ésta es una cantidad similar a la valoración de fortunas como la del rico andaluz Rafael Gómez, cuarto mayor accionista de Mercadona, o la del expresidente de Telefónica e inversor en Bolsa, el aragonés César Alierta. Y no siempre es fácil conseguir el dinero. En las últimas elecciones del Barcelona, este requisito fue un escollo en la candidatura de Joan Laporta, que tuvo que buscar avalistas de debajo de las piedras. Entre otros, le apoyó José Elías (550 millones de fortuna), que aportó 30 millones aunque después se retiró. A partir de este año es más fácil. El gobierno ha apoyado una propuesta del PNV para eliminarlo y ahora son los clubes los que fijan su propio aval mínimo. En el caso del Real Madrid, se mantiene el aval del 15% del presupuesto y además se añade la necesidad de avalar aumento de deuda si el club arroja pérdidas.

Roig y la RSC en deporte

En las sociedades anónimas, los empresarios más ricos del país controlan clubes deportivos que forman parte de su grupo empresarial. En algunos casos, utilizan su riqueza para devolver una parte a la sociedad a través de acciones de responsabilidad social y patrocinio. El matrimonio Juan Roig y Hortensia Herrero, principales accionistas de Mercadona y la familia con la quinta mayor fortuna de España, también apuesta por la excelencia en el emprendimiento y en el deporte mediante su Proyecto Legado, cuya aportación procedente de su patrimonio personal supera los 200 millones entre 2021 y 2022. Así, prevé invertir cerca de 280 M€ en el recinto multiusos Casal España Arena de València, y sigue impulsando el Maratón y Medio Maratón de Valencia o el Proyecto FER, un programa de becas para 140 deportistas con el objetivo de alcanzar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París, además de apoyar económicamente a más de 40 clubes de la Comunitat Valenciana. Roig y Herrero son, también, los dos mayores accionistas del Valencia Basket Club.