Los cien españoles más ricos suman este año un patrimonio de 143.000 millones de euros, 10.450 millones o el 6,8% menos que en 2021. El año pasado, su riqueza creció hasta los 151.000 millones tras un trienio de caídas. Se trastoca así un hito de 2021, cuando la fortuna de los más ricos entre los ricos españoles despegó el 17%, hasta 153.450 millones, después de tres años de caída o de mejoras muy tibias. En 2017, por ejemplo, la riqueza de este colectivo alcanzaba los 162.020 millones, pero la crisis de 2018 impactó en sus inversiones y negocios hasta hacer que su valor cayera a los 146.600 millones.

En 2019 parecía que los ricos empezaban a recuperarse, pero la crisis del covid en 2020 tumbó la recuperación y sus fortunas se desplomaron hasta los 130.505 millones. Y este año, la creación de riqueza parece que se vuelve a tambalear.

La situación internacional no lo pone fácil. La economía arrastra aún los efectos del covid, aunque ya mucho más deslucidos y sectores como el turismo comienzan a ver el final del túnel. Con todo, hay voces que apuntan a una inminente recesión provocada por la guerra de Ucrania y su efecto en las materias primas y la energía, limitaciones en las cadenas de suministro internacionales por la política sanitaria china de ‘Covid 0’, que periódicamente le hace aislar poblaciones enteras y paralizar su producción; inflación disparada, intervenciones históricas del Banco Central Europeo subiendo tipos de interés y enfriando la economía… Y ahora, cuando la camisa parecía que ahogaba al cuello, mayor presión fiscal a las rentas más altas en los últimos Presupuestos Generales del Estado de la legislatura que se han enviado a las Cortes…

El espejo del espejismo

¿Fue 2021 un espejismo, roto en 2022, o al contrario, es 2022 el espejismo de una crisis que no es tal? Todo depende del espejo en que uno se mire. Una parte importante de la caída de riqueza de este año se debe a Amancio Ortega, el español más rico con 53.500 millones este año, frente a 67.000 millones el pasado ejercicio. Si se detrae a Ortega del club de los cien más ricos y se cuenta sólo a los 99 ricos restantes, la fortuna de ellos crece en lugar de disminuir. En 2021, los 99 españoles más ricos tras Ortega sumaban 84.000 millones. Este año, los 99 más ricos acumulan 89.500 millones, 5.500 millones o un 6,5% más. Esto supone que los 99 (segundos) ricos ven cómo el valor de su fortuna crece, como media, en 152.207 euros cada día.

Por sectores, las riquezas más beneficiadas este año son las que proceden de sectores como energía, consumo y turismo.

En 2022 ha habido, pues, ganadores y perdedores y negocios más rentables que otros. Por sectores han destacado consumo y turismo entre los más rentables para sus propietarios. Los inversores en petroleras, como Repsol han ganado este año aunque los accionistas de eléctricas y renovables no han salido tan contentos. Entre los ricos inversores de Repsol está Juan Abelló, exvicepresidente de la petrolera en representación de Sacyr, aunque renunció en 2013 tras vender las acciones de la constructora. Según la CNMV,

Abelló mantiene todavía el 0,007% de la empresa. Junto al conocido em- presario, los hermanos Artur, María y Montserrat Carulla Font, con una riqueza valorada en algo menos de 325 millones cada uno, también tie- nen acciones de Repsol aunque ape- nas les aporta el 0,12% del valor de su riqueza.

Ganadores y perdedores

Entre los ricos ganadores de este año destacan Juan Carlos Escotet, el quinto español más rico por sus acciones de Abanca y otras entidades financieras, con 3.200 millones (+ 18%); Daniel Maté, el sexto español más rico con 3.100 millones (+41%) procedentes de sus acciones en la minera Glencore; y Miguel Fluxà Rosselló, presidente ejecutivo del grupo Iberostar, con 2.700 millones (+125%).

Por su parte, Álvaro Entrecanales, hermano del presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, y uno de los mayores accionistas individuales de dicha compañía, ha aumentado su riqueza en un 30% gracias fundamentalmente a la revalorización de este grupo de infraestructuras. Acciona ha más que duplicado su valor en Bolsa entre 2018 (4.231 mi- 147 llones de capitalización) y 2022 (casi 10.000 millones).

José Elías encarna el reverso del año. Ha pasado de estar en el ranking internacional Billionaires de Forbes con una fortuna de 900 millones a situarse en el quincuagésimo quinto puesto de los ricos con 550 millones en 2022. En poco más de una década, Elías ha construido un grupo multiempresarial tras la liberalización eléctrica de 2009. Primero lanzó Orus Energía, una comercializadora de gas y electricidad, y a través de Orus compró Audax Energía. Elías dio el gran paso con la OPA de Audax sobre Fersa Energía Renovables, que cotizaba en Bolsa. Esto le dio entrada al mercado de valores y le permitió expandir su negocio con Aspy global Services, Atrys Health, Ezentis y otras. También ha comprado el supermercado de congelados La Sirena.

Los 99 ricos que van detrás de Amancio Ortega ven cómo el valor de su fortuna crece, de media, en 152.207 euros cada día.

El año no está yendo bien para Ezentis. Perdió 51 millones en el primer semestre, casi cinco veces más que en el mismo periodo de 2021, e intentó fusionarse con Audax Green, controlada por Elías, pero no lo consiguió. Su situación provocó su desplome en Bolsa y estar con la cotización suspendida durante un mes. Ezentis ha vuelto a cotizar pero con un valor de unos 22.000 millones, que es 3,8 veces menos que los 83.455 millones de capitalización en 2021 y mucho menos que los 157.472 millones de 2018. Y junta a peor tras su declaración (voluntaria) de insolvencia.

Los que entran

Este año hay 19 incorporaciones en la lista de los 100 españoles más ricos, que suman 7.550 millones en total; lo que da un valor medio de 397 millones de euros por cabeza. Entre las nuevas incorporaciones destacan Primitiva Renedo, viuda de Antonio

Ortega y cuñada de Amancio Ortega, y su hija Dolores Ortega, con una riqueza valorada en 650 y 450 millones, respectivamente. En ambos casos, su riqueza procede la oferta pública de acciones (OPV) de Inditex en 2001, en que los familiares de Amancio Ortega hicieron liquidez con la venta de acciones, y en la que una parte de ellos retuvo un paquete de acciones en su poder. El cálculo es siempre indiciario, porque al poseer menos del 3% de acciones y no ser consejeros o directivos no están obligados a declararlo a la CNMV.

En el caso de Dolores Ortega, el efectivo que recibió por la OPV y, presumiblemente, una parte de sus acciones de Inditex se esfumaron por las ruinosas compras de acciones de Martinsa-Fadesa (8,7%), Habitat (9%) y un 5% de SIIC de París, filial de Realia, entre otras inversiones.

Otra novedad de este año es Fernando Romero que entra con fuerza en la lista Forbes por la revalorización de la energética EiDF en el mercado de valores. EiDF saltó al mercado en 2021, tras lanzar una OPV en la que subió un 31% sólo el día del debut en el mercado bursátil. Entre entonces y septiembre de 2022, su valor se ha multiplicado por cuatro hasta más de mil millones de euros. Esta valoración beneficia mucho a Fernando Romero, que controla el 77% a través de Prosol, y también a Alejandro Alorda, segundo accionista con el 8,3%.

Cotizar en Bolsa también beneficia a David Ruíz de Andrés, accionista mayoritario de Grenergy Renovables de la que controla el 53% del capital. Esta sociedad ha mejorado su valoración en un 24% en el último año y ha multiplicado por siete su capitalización entre 2018 y 2022.

En esa misma línea de revalorización, el sector del turismo vuelve a mostrar su fortaleza con el ‘regreso’ de Simón Pedro Barceló, que ha más que duplicado su riqueza gracias a la mejora de los ratios del grupo Barceló y la mejora de la percepción de los inversores de las hoteleras en Bolsa. Su vecino sectorial, Juan José Hidalgo, fundador de Globa- lia, reaparece también en la lista de los 100 españoles más ricos por la recuperación del negocio mientras Air Europa da entrada en su accio- nariado a Iberia e intenta salir de la grave crisis que atraviesa con un nuevo presidente y una importante ayuda de la Sepi. Las negociaciones para la venta de Air Europa al grupo IAG (propietario British Airways e Iberia entre otras), presidido por el español Luis Gallego, serán claves para determinar el próximo año la posición en que se sitúa el empresa- rio salmantino.

Los que no están

Entre los que ya no figuran en la lista de Ricos destaca José Antolín Toledano, fundador y presidente de honor del grupo Antolín, auxiliar de automoción, que falleció a los 86 años. También han fallecido durante este ejercicio Juan Carlos Escotet Álvarez, hijo menor de Juan Carlos Escotet y María Isabel Álvarez; y Jaime Guisasola Masaveu, hijo de Alicia Castro Masaveu, que deja dos hijos.

Por su parte, el fallecimiento de Juan López-Belmonte López, expresidente de Laboratorios Rovi, ha provocado una reorganización accionarial en Norbel Inversiones, la sociedad que controla la familia Belmonte titular del 55% de la farmacéutica. Juan López-Belmonte y su esposa, Mercedes Encina, controlaban el 9,6% del holding y esta participación pasa ahora al control de sus hijos Javier, Juan e Iván. Además, los Belmonte han pagado 85,9 millones para hacerse con el 100% de Inversiones Borbollón, Lobel y Losa Development. Una parte de estos holdings pertenecía a las ramas familiares de los Fonseca López-Belmonte y de los Yagüe López-Belmonte.

Metodología: así se ha hecho la lista Forbes

El ranking de los españoles más ricos analiza el valor de sus empresas, la gestión del cash y otros activos como fincas. La valoración no mide el dinero, capital o el patrimonio –no es comparable con el patrimonio en términos de impuestos–, sino el valor que las empresas y activos de los ricos tendrían en el mercado. En este sentido, su riqueza es un exponente más del éxito o fracaso en la gestión de sus negocios.

En los últimos años, el covid, las restricciones a los desplazamientos y ahora la guerra de Ucrania han afectado a las cuentas de resultados de las empresas. Sin embargo, una parte relevante de las empresas controladas por los ricos son de tipo privado y publican sus balances con, al menos, un año de retraso, y en ocasiones con dos o más. Por otro lado, los ricos eluden actualizar los datos de su participación real en las empresas y holding privados en los que participan.

Por ello, para elaborar el ranking se utilizan datos indiciarios para calcular tanto la participación real de los ricos como la evolución teórica de los negocios a fecha actual. En cada una de las familias más acaudaladas, se calcula la participación real de cada uno de sus miembros, o se hace una estimación de su participación, y se atribuye un valor a las empresas. La suma final de la riqueza se hace por persona y empresa, tanto si son gestores (presidentes, consejeros delegados…) como si sólo son accionistas o administradores. Todo ello, con el criterio más conservador posible. 149

Los 10 parámetros que se han utilizado para esos cálculos han sido lo siguientes:

1. En las empresas cotizadas y Sicav: capitalización y patrimonio al cierre del tercer trimestre.

2. En las empresas privadas: valoración por comparables de ingresos, patrimonio y rentabilidad con empresas similares en Bolsa.

3. En los últimos años, debido al covid, etcétera, se hace una estimación a fecha actual de los datos fundamentales (ingresos, Ebitda, resultados…) de los balances en función de la evolución de comparables en Bolsa.

4. En las entidades financieras y aseguradoras privadas: comparativa de ingresos y margen con entidades comparables cotizadas.

5. En los holdings privados de inversión: actualización del patrimonio neto y cartera de inversiones con los ratios de sociedades comparables.

6. En los inmuebles urbanos en alquiler: capitalización de los ingresos por renta según el tipo de activo (residencial, oficinas).

7. En las fincas rústicas y de caza: estimación del valor según superficie y localización. En las fincas destinadas a la gestión cinegética y turismo: valoración del negocio según ingresos.

8.Valoración conservadora de la liquidez personal, inversiones temporales, propiedades inmobiliarias y activos suntuarios (joyas, yates…).

9. En las operaciones corporativas relevantes de los dos últimos años: estimación del posible efecto en el patrimonio del titular. Esta estimación se actualiza, al alza o la baja, cuando se dispone de información más detallada.
10. Deuda personal neta atribuible directamente a los ricos: a través
de sus sociedades patrimoniales, y garantías para cubrir la deuda.