El cofundador de Google, Sergey Brin, la novena persona más rica del mundo, donó el lunes 127 millones de dólares en acciones de Google a dos grupos caritativos.

De acuerdo a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, Brin entregó 1,07 millones de acciones (valoradas en 127 millones de dólares ese día) de Alphabet, una de las empresas Google, lo que significa un mínima fracción frente los 739 millones que el magnate tiene en la empresa. Si bien la información en sí no detalla a dónde fue a parar el dinero de las acciones, una fuente cercana a FORBES asegura que fueron donadas a la Fundación Sergey Brin y a la Fundación Michael J. Fox.

Este regalo de Brin no es algo inusual. Por lo general, dona acciones de Alphabet a su propia fundación al menos una o dos veces al año. A finales de 2020, la Fundación Sergey Brin distribuyó más de 520 millones de dólares a un puñado de organizaciones sin fines de lucro en el área de la bahía de San Francisco, donde vive Brin, y en otros lugares. La fundación tenía más de 3.000 millones en activos netos en 2020. Además, Brin también donó al menos 23 millones en acciones de Alphabet a la Fundación Bia Echo, de su futura ex esposa Nicole Shanahan. (Brin solicitó el divorcio de Shanahan en enero).

La donación de Brin a la Fundación Michael J. Fox tampoco sorprende. La organización se enfoca en encontrar una cura para la enfermedad de Parkinson, que durante mucho tiempo ha sido una causa importante para Brin porque es una enfermedad hereditaria en su familia.

FORBES estima que Brin tiene una fortuna aproximada de 96.000 mil millones de dólares, y el 90% de su riqueza proviene de su participación en Alphabet. Brin renunció como presidente del gigante tecnológico en 2019, pero sigue siendo accionista mayoritario y miembro de la junta. Aunque ha mantenido un perfil bajo desde que salió de Google, su vida personal ha estado bajo el microscopio recientemente. 

The Wall Street Journal informó a finales de julio que su esposa, Nicole Shanahan, tuvo una aventura con el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, la persona más rica del mundo. Si bien Musk y el abogado de Shanahan han negado la relación, Brin ha guardado silencio al respecto.