Elon Musk es la persona más rica del mundo. Después de cuatro años, Jeff Bezos pierde el trono de la lista anual de multimillonarios del mundo que elabora Forbes USA. Según las estimaciones de Forbes, Musk (50 años), director general de Tesla y de la empresa de cohetes SpaceX, tiene una fortuna de 219.000 millones de dólares, unos 48.000 millones más que el fundador de Amazon, que ocupa el segundo lugar.

Su patrimonio alcanza ese nivel incluso después de vender miles de millones de dólares en acciones de Tesla a finales de 2021 y a pesar de que debe impuestos sobre las ganancias de esas ventas. En total, Forbes estima que Musk es alrededor de 68.000 millones más rico que el año anterior.

La etapa de Bezos como la persona más rica del mundo fue efímera en comparación con la de su predecesor, Bill Gates, de Microsoft. Gates ocupó el primer puesto durante todos los años menos cinco, de 1995 a 2017 —Warren Buffet le robó el puesto durante un año con apuestas inteligentes durante la crisis financiera de 2008—, y el magnate mexicano de las telecomunicaciones Carlos Slim igualó el tramo de cuatro años de Bezos, de 2010 a 2013.

Además, Bezos tardó el doble de tiempo que Musk en escalar posiciones. Tras sacar a bolsa Amazon en mayo de 1997, Bezos debutó en la lista en 1998 con una fortuna de 1.600 millones de dólares. La primera aparición de Musk en la lista de multimillonarios de Forbes fue en 2012, con un patrimonio de 2.000 millones de dólares.

Dos años después de que Tesla saliera a bolsa en 2010, parecía que la salida a bolsa de su fabricante de cohetes también era inminente. Pero una década después, SpaceX sigue siendo una empresa privada, con acciones que se negocian en el mercado secundario a una valoración de más de 100.000 millones de dólares el pasado octubre, frente a los 74.000 millones de dólares de febrero. Y mientras que Bezos le ha adelantado saliendo de la Tierra antes que él —Musk aún no ha visitado el espacio—, la empresa aeroespacial de Musk logró el pasado otoño poner en órbita la primera tripulación civil del mundo.

Tesla, la joya de la corona

Pero Musk debe su estatus de persona más rica del mundo a la cotización de las acciones de Tesla, que se han disparado (y son volátiles). Posee aproximadamente el 21% de la empresa, pero ha pignorado más de la mitad de su participación como garantía para préstamos. Forbes calcula que sus acciones y opciones adquiridas tenían un valor de 183.000 millones de dólares a 11 de marzo, incluso después de descontar su participación para tener en cuenta los préstamos. Aunque Musk lleva una década en la lista de multimillonarios del mundo de Forbes, su patrimonio neto se ha disparado en los últimos dos años.

Cuando Forbes cerró la lista de multimillonarios del mundo de 2020, el pasado 18 de marzo de 2020, el precio de las acciones de Tesla se situaba en 72,24 dólares por acción. Musk ocupaba el puesto 31 del mundo, con un patrimonio neto de 24.600 millones de dólares (88.400 millones por detrás de Bezos). Un año más tarde, Musk quedó por detrás de Bezos por solo 26.000 millones de dólares después de que el precio de las acciones de Tesla se multiplicara por más de ocho, aumentando la fortuna de Musk en 126.000 millones de dólares, estableciendo el récord de la mayor ganancia en un año de cualquier multimillonario que Forbes haya rastreado.

Las acciones de Tesla, que ya habían sido criticadas por algunos analistas e inversores —hasta por el propio Musk— por tener un precio demasiado alto, han seguido subiendo, ganando otro 33% en el último año, a pesar de la escasez generalizada de chips para automóviles —Tesla produce sus chips internamente con una nueva tecnología de materiales llamada carburo de silicio que reduce la dependencia del silicio puro—, una regulación más estricta de los datos de los usuarios chinos que la empresa utiliza para perfeccionar sus sistemas de autoconducción (Tesla creó un nuevo centro de datos en el país para almacenar esa información localmente) y la retirada de más de 475.000 vehículos en diciembre de 2021 por dos problemas de seguridad distintos y de más de 285.000 de sus coches en China en junio de 2021.

A finales de septiembre de 2021, cuando las acciones de Tesla se dispararon, Musk superó a Bezos y se convirtió en la persona más rica del mundo, y la tercera (después de Bernard Arnault y Bezos) en valer al menos 200.000 millones de dólares. «Voy a enviar una estatua gigante del dígito ‘2’ a Jeffrey B., junto con una medalla de plata», escribió Musk en un breve correo electrónico a Forbes cuando se le pidió un comentario.

Mientras las acciones de Tesla seguían subiendo, Musk se convirtió brevemente en la primera (y segunda) persona en valer 300.000 millones de dólares o más, ya que la capitalización bursátil de Tesla superó el billón de dólares no una sino dos veces: en noviembre de 2021, después de que el gigante del alquiler de coches Hertz anunciara que iba a comprar 100.000 Teslas por 4.200 millones de dólares, y de nuevo en enero, cuando Tesla superó las previsiones de los analistas para las entregas de 2021.

La volatilidad de las acciones puede atribuirse en parte al comportamiento típicamente errático de Musk en Twitter, donde recientemente desafió al presidente ruso Vladimir Putin a un combate individual después de que SpaceX comenzara a enviar equipos de telecomunicaciones a Ucrania.

Después de hacer un sondeo entre sus seguidores en noviembre, Musk se deshizo de más de 16.000 millones de dólares de acciones del fabricante de vehículos eléctricos en dos meses, lo que probablemente se tradujo (como afirmó Musk después de que la senadora Elizabeth Warren le acusara de «aprovecharse de todos los demás») en la mayor factura fiscal de un año para una persona física (y supuestamente provocó una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores sobre él y su hermano Kimbal por uso de información privilegiada). Anteriormente, solo había vendido acciones de Tesla en dos ocasiones, en 2010 y 2016. Las acciones de Tesla alcanzaron un máximo de 1.229,91 dólares por unidad el 4 de noviembre, dos días antes de la encuesta de Musk en Twitter. Para la fecha de medición de Forbes, el 11 de marzo, las acciones de Tesla habían caído un 35% hasta los 795,35 dólares.

Incluso con todo el ruido, los 12 meses transcurridos desde la lista de multimillonarios de Forbes de 2021 fueron indudablemente estelares para Tesla, ya que sus acciones subieron un tercio, mientras que el resto del Nasdaq, que está repleto de empresas tecnológicas (incluida Amazon, de Bezos), retrocedió ligeramente por debajo de los niveles de marzo de 2021.