Se caracterizan porque sus cuentas bancarias están repletas de ceros y su vida solo entiende el idioma del lujo. Sin embargo, los multimillonarios también comenten errores financieros y empresariales.

Las grandes fortunas mueven su dinero como si de un monopoly se tratase, ajenos, a veces, a la vida real. Ganan, gastan, invierten… Y también pierden. A veces hasta el punto de caer en la bancarrota. ¿Cuáles son los errores que comenten?

1. Falta de diversificación

Los ricos tienden a invertir su dinero en sus propias compañías o en un círculo muy cerrado. Es un error que puede provocar pérdidas millonarias. Lo ideal es la diversificación de la fortuna, algo que ayuda a evitar riesgos.

2. Sin un plan

Para cualquier inversión de dinero es fundamental diseñar un plan que se ajuste a las necesidades personales. Definir cuáles son las metas y cómo se quieren alcanzar ayuda a alcanzar el éxito.

3. Demasiada confianza

Los multimillonarios están seguros de que su empresa va a triunfar y apuestan ciegamente por ella en bolsa. En este caso, se debe elaborar un plan que cubra los riesgos a los que nos sometemos.

4. Despreocupados por las cuentas y las carteras

Todos, independientemente de a lo que se dediquen, necesitan un presupuesto para controlar la evolución de sus cuentas y gastos.

Un rasgo común de quienes acaban con graves problemas económicos pese a comenzar con grandes fortunas es sin duda la falta de revisión de cuentas, transacciones, acciones y, en general, de las inversiones que incluso pueden no haber autorizado.

Otro importante foco de pérdida de dinero son los gastos en restaurantes, hoteles, noches de fiesta y hasta en sus compras cotidianas. Comparar precios y seguir de cerca los movimientos de tu tarjeta es un básico para hacer un gasto responsable, sea cual sea tu patrimonio inicial.

Además, uno de los aspectos principales que marca el éxito de un millonario, pero cae en el olvido es su cartera de inversión. Hay que revisarla y actualizarla en función del momento en el que nos encontremos.

5. Se centran en el pasado

No se puede predecir los éxitos de un año en función de los beneficios del pasado. Es una perspectiva errónea que precisa de un estudio más exhaustivo para conservar la riqueza que durante años forjaron.

6. Falta de ingresos extras

Thomas C. Corley’s realizó un estudio sobre los multimillonarios que habían amasado su fortuna en base a su trabajo y descubrió que el denominador común era la existencia de varias fuentes de ingresos que aumentaban a diario su capital. El 65% de estos exitosos personajes tenías tres fuentes de ingresos y el 35% hasta cuatro.

7. Falta de ingresos extras

La paciencia y la prudencia son clave para mantenerse a flote en el mundo bursátil y las finanzas a gran escala, por eso, si tus referentes de éxito en inversión son los ejecutivos agresivos de Wall Street reflejados en las películas, es mejor que dejes tus finanzas en manos de un experto en el sector.

Puede que al principio parezca que todo va bien y tus técnicas vayan a multiplicar los beneficios, pero a la larga, el exceso de confianza y las técnicas temerarias tienen un mal desenlace. Confía en el consejo de quienes conocen de cerca el negocio y no dejes de aprender; tus finanzas están en juego.