Juan Carlos Escotet Rodríguez nació en 1959, en Madrid, por casualidad. Sus padres, aunque eran españoles —César Escotet (leonés) y Haydeé Rodríguez (asturiana)—, residían en Venezuela. Allí creció y estudió, antes de irse a Estados Unidos a seguir con su formación. Después, volvió a Venezuela, y empezó su trayectoria laboral muy joven (desarrollada principalmente en el sector bancario). Esta es la historia del empresario, nacionalizado español y empadronado en A Coruña, que cuenta con un patrimonio estimado en 2,7 mil millones de euros, y cuya entrada en el quinto puesto de nuestra lista de Los 100 españoles más ricos 2021 confirma a Galicia como líder en riqueza por comunidades autónomas.

Desde 2017, Escotet es presidente del Consejo de Administración de ABANCA, banco español que mantiene operaciones en Francia, Reino Unido, Alemania, Suiza, Portugal, México, Panamá, Brasil, Estados Unidos y Venezuela. Su volumen de negocios supera los 107.000 millones de euros. Además, el empresario lidera Banesco Internacional, conformada por cuatro grupos financieros independientes: en Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y Venezuela.

Antes de llegar al éxito empresarial, Escotet se formó en Venezuela y Estados Unidos. De niño, estudió en el Colegio Champagnat; y la carrera, Economía, la cursó en la Universidad Católica Andrés Bello (ambos en Caracas). Después se trasladó a EE UU, donde consiguió el título de Magister en Ciencias Gerenciales en la Universidad de Miami (Estados Unidos).

Trabajador nato y persistente, innovador, y con una destacada capacidad para detectar oportunidades en el mercado, el banquero comenzó su trayectoria laboral con tan solo 16 años. Entre 1976 y 1986, acumuló experiencias en el Banco Unión, en la Sociedad Financiera de Lara, en el Grupo Latinoamericana de Seguros y en la Sociedad Financiera Latinoamericana. Su crecimiento profesional fue meteórico: con apenas 23 años fue designado Gerente General de la Sociedad Financiera Latinoamericana, organización de la que formó parte hasta 1991.

El año clave en su vida es 1986. Es cuando se funda la casa de bolsa Escotet Valores, que pasó a llamarse Banesco Casa de Bolsa al año siguiente. Al frente de esta organización el empresario realizó una serie de exitosas operaciones que crearon una base patrimonial para futuras inversiones. A finales de 1990, en asociación con un grupo de inversionistas, Escotet adquirió Bancentro, pequeña institución que disponía de las licencias necesarias para actuar como banco universal y, en 1991, fundó Banesco, cuyo lanzamiento al mercado se produjo en 1992. A partir de entonces, este será el centro de gravedad de la actividad de Juan Carlos Escotet.

De hecho, bajo la marca Banesco, Escotet desarrollaría su propia cultura, métodos y estrategia. El banco destacó desde su aparición, no solo por su rápido crecimiento, sino por el carácter innovador de sus operaciones, convirtiéndose en un reconocido protagonista por sus campañas de comunicación y marketing

Precisamente la inversión publicitaria contribuyó a la rápida expansión de la marca en la opinión pública, la cual percibió el peso que la innovación tenía en la nueva organización. Esta actitud se reflejaba no solo en su imagen, sino también en su estructura de gobierno, productos y servicios. Así, y tras 16 procesos de fusión y una constante estrategia de expansión, Banesco se convirtió en el líder de la banca privada venezolana, y, en 2007, la propiedad de Banesco se estableció en España, para poder operar bajo la protección del Banco de España y la Unión Europea.

En 2012, los accionistas de la entidad compraron Banco Etcheverría, con sede en Betanzos (A Coruña). Ese mismo año, la Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adjudicó el NCG Banco al Banco Etcheverría/Grupo Banesco. Se estableció así un nuevo y decisivo punto de inflexión en la trayectoria de Juan Carlos Escotet, puesto que el éxito obtenido en esa subasta ante fuertes competidores, marcó el comienzo de la historia de ABANCA, la nueva entidad que, seis meses después, fue presentada a Galicia y a España.

El crecimiento de ABANCA, en poco más de siete años, además de haber atendido a los más rigurosos parámetros de solidez, ha sido robusto y consolidado. Un factor que ha permitido llevar a cabo numerosas adquisiciones: Popular Servicios Financieros, Deutsche Bank PPC Portugal, Caixa Geral España, Bankoa, Novo Banco España.

ABANCA también inspira y financia la primera universidad privada de la Comunidad, la Universidad Intercontinental de la Empresa, al tiempo que ha realizado acciones de apoyo y toma de control de empresas históricas como Pescanova y de uno de los principales equipos de fútbol de Galicia, el Deportivo de A Coruña.

Estas intervenciones responden a la idea de responsabilidad hacia el territorio y la comunidad que ha inspirado toda la carrera de Escotet. En este sentido, el empresario desarrolla actividades filantrópicas en organizaciones educativas y de salud, especialmente hacia niños y mayores. Pero también se ocupa de cultura, con particular foco en las publicaciones, las artes visuales y la formación musical. Juan Carlos Escotet Rodríguez está casado con la economista María Isabel Alviárez y tiene cuatro hijos y nueve nietos.