ASSEN, NETHERLANDS - JUNE 24: Valentino Rossi of Italy and Petronas Yamaha SRT smiles during the MotoGP press conference pre-event during the MotoGP of Netherlands - Previews at TT Circuit Assen on June 24, 2021 in Assen, Netherlands. (Photo by Mirco Lazzari gp/Getty Images)

Valentino Rossi, el que posiblemente haya sido el piloto de motos más exitoso del MotoGP, se retira. Así lo ha anunciado en una rueda de prensa, donde ha dicho que la actual será su última temporada en la carrera y que no correrá el próximo curso. El GP de Valencia, del próximo 14 de noviembre, será la última vez que le veamos correr sobre la moto.

«He decidido parar al final de esta temporada. Será mi última como piloto de MotoGP. Es un momento muy triste, es difícil decir que el año que viene ya no estaré compitiendo. El año que viene mi vida cambiará. Ha sido fantástico, lo he disfrutado muchísimo. Ha sido un recorrido larguísimo y verdaderamente divertido», ha dicho el piloto.

Rossi se despide con tristeza de deporte en el que —dice— lleva «más o menos unos 30 años». El piloto de 42 años llegó a la competición de MotoGP en 1996 y desde entonces ha conquistado un total de 115 victorias y nueve títulos mundiales.

Los títulos del campeón de las motos no son las únicas cifras que sorpreden de la carrera de Rossi. El que posiblemente sea el mejor piloto de la historia de las motos formó parte de la lista de los atletas mejor pagados del mundo de FORBES en 2013, en la que ocupó el puesto 51.

Salió de la lista un año después, tras aceptar un salario más bajo para poder volver con Yamaha y dejar atrás dos decepcionantes años con Ducati (acabó séptimo y sexto en las finales de MotoGP). Su actual salario se sitúa en 10 millones de dólares al año (8,45 millones de euros) y se estima que gane otros 10 millones en patrocinios.

Entre las valiosas posesiones del italiano que se conocen se pueden contar un Ferrari 458 Italia y un BMW M3, y un yate personal Pershing 56. En conjunto, tienen un valor en torno al millón de dólares (840.000 euros).

Además, el piloto reside desde 2015 en una mansión en Urbino (Italia) valorada en unos 11 millones de dólares (9,29 millones de euros). Y según distintas fuentes podría sumar un total de 85 millones de dólares (71,80 millones de euros) en distintas inversiones.

La carrera detrás del volante de Rossi no acaba del todo, ya que su intención es cambiar las dos ruedas por los coches. Así que es posible que el patrimonio del piloto siga creciendo. «Voy a competir con los coches a partir del año que viene. Me siento como piloto, ya sea de motos o de coches. Voy a continuar compitiendo de cualquier modo», sentenció durante la rueda de prensa.