El año de la pandemia no ha frenado el aumento de la riqueza mundial. La riqueza mundial de los hogares aumentó a 418,3 billones en 2020, un 7,4% más que el año anterior, disparando el número de millonarios a nivel mundial. Así lo señala el Informe de la riqueza mundial (GWR, por sus siglas en inglés) que elabora Credit Suisse anualmente y que ofrece un análisis exhaustivo sobre
la riqueza disponible de los hogares a nivel mundial, respaldado de la riqueza de los hogares a nivel mundial.

La riqueza por adulto se elevó en un 6% y alcanzó un nuevo récord: 79.952 dólares. Las cifras muestran que «la creación de riqueza fue inmune a los desafíos que ha afrontado el mundo gracias a las medidas que han tomado los gobiernos y los bancos centrales para mitigar el impacto económico del covid-19», apunta el análisis. La otra cara de la moneda de estos datos es obvia también: la brecha de riqueza global se ha ampliado en todo el mundo, afectando particularmente a algunos países.

El informe muestra que el número de millonarios aumento en plena pandemia en más de 5,2 millones, elevando el total a más de 56 millones de personas. Por primera vez en la historia, más de 1% de los adultos a nivel mundial son millonarios. Y, de ellos, más de un millón están en España por primera vez en la historia.

La proyección que realiza Credit Suisse para el próximo quinquenio es que el número global de millonarios podría superar los 84 millones en 2025, un aumento de 28 millones desde 2020. Estados Unidos, China y Japón serán los países con más población adulta rica, según este pronóstico. El número de ricos españoles aumentaría en 657.000, sobrepasando los 1,8 millones de personas.

La brecha de la riqueza aumenta

Sin embargo, a día de hoy, el grueso de la población, 2.879 millones de adultos a nivel mundial, tienen un patrimonio inferior a 10.000 dólares, mostrando la enorme brecha de riqueza con los escalones superiores.

Pirámide de distribución de la riqueza global. Fuente: GWR 2021/ Credit Suisse

A este nuevo nivel de riqueza, para pertenecer al ‘club’ del 1% más rico un adulto necesita contar con un patrimonio de más de 1 millón de dólares, por encima de los 988.103 dólares de un año atrás.

Más aún, el grupo de ultrarricos mundial, aquellos con una riqueza de más de 100 millones de dólares, sumó 41.420 nuevos miembros, un alza del 24% y la tasa de crecimiento más elevada desde 2003.

«Los grupos más ricos no se han visto relativamente afectados por la reducción de nivel general de actividad económica y, lo que es más importante, se han beneficiado del impacto de unas tasas de interés más bajas, y de la caída en los precios de las acciones y de las viviendas», subraya el análisis de Credit Suisse. Además, los países más afectados por la pandemia -como Reino Unido, Bélgica o Singapur- han registrado mayores aumentos en la riqueza por adulto, destacan los analistas. «El contraste entre lo que ha ocurrido a la riqueza de los hogares y lo que está ocurriendo a la economía en general nunca había sido tan marcado».

Los grupos más ricos no sólo no han sufrido el impacto de la menor actividad económica, sino que se han beneficiado del entorno de bajas tasas de interés y del menor precio de acciones y viviendas, apunta el estudio GWR.

Entre las razones para «esta desconexión», los analistas señalan las medidas de impulso económico que adoptaron muchos gobiernos y bancos centrales en un intento de evitar los mismos errores que en la crisis de 2009. Se refieren a la activación de programas de ayudas y transferencias de fondos hacia los ciudadanos y empresas más afectados por la pandemia y a la rebaja de los tipos de interés hasta niveles cercanos a cero, dando una señal clara al mercado de que permanecerían a ese nivel durante un tiempo. «Las medidas han tenido un gran éxito en lograr sus objetivos inmediatos. Sin embargo, han tenido un gran coste: la deuda pública en relación al PIB ha aumentado en un 20% a nivel mundial, o incluso más según el país», destacan.

Europa y Norte América son las dos regiones que han registrado un mayor aumento de la riqueza durante el año, con 9,2 y 12,4 billones de dólares, respectivamente. Estas dos regiones acumulan juntas el 57% de la riqueza a nivel mundial, pero sólo representan el 17% de la población. Sólo India y Latinoamérica han registrado una caída de la riqueza durante 2020, de 594.000 millones y 1,2 billones, respectivamente.

Distribución de la riqueza por adulto a nivel mundial. Fuente: GWR / Credit Suisse

Suiza, Estados Unidos y Hong Kong encabezan el ranking de riqueza por adulto en 2020, con una riqueza media que va desde los 673.960 dólares por suizo a los 503.340 dólares de un hongkonés. España no entra en el top 20 por media de riqueza por adulto, pero se queda en el puesto 14 si se mira la mediana (105.830 dólares) en una lista que encabezan Australia (238.070 dólares por adulto), Bélgica (230.550 dólares) y Hong Kong (173.770 dólares).

España supera el millón de grandes fortunas

La distribución de millonarios a nivel mundial también muestra grandes diferencias por países. Mientras que Estados Unidos cuenta con 22 millones de ricos (un 39% de los millonarios mundiales con una riqueza superior a 1 millón de dólares), países como Reino Unido, Francia o China quedan muy por detrás con un 4, 4 y 9%, respectivamente. España, Corea y Países Bajos son el domicilio de apenas un 2% de los grandes ricos mundiales.

Distribución de la riqueza por adulto (en USD) en Grecia, Italia y España. Fuente: GWR 2021/ Credit Suisse.

Según el informe, los casi 1,2 millones de españoles millonarios representan un 3% de los 38 millones de adultos en el país. El porcentaje se ha multiplicado por seis en dos décadas y ha dado un salto de 1,2 puntos entre 2015 y 2020. Para poner este dato en contraste, en Suiza el porcentaje de millonarios ha aumentado cuatro veces, hasta el 14,9% de sus habitantes en 2020, y en Estados Unidos ha pasado de un 3,8% de los adultos en el año 2000 a un 8,8% en el año de la pandemia.

Comparado con los países mediterráneos, la riqueza por adulto en España ha aumentado una media de 5,6% al año en los últimos 20 años, por encima del promedio anual de 2% en Grecia o de 3,5% en Italia.

En 2020, el PIB por adulto español rozó los 33.000 dólares y la riqueza promedio asciende a casi 77.000 dólares. El país acumula un 2,05% de la riqueza mundial. Por escalón, además del 3% de millonarios (cuya fortuna supera el millón de dólares), el 48,6% de la población adulta tiene una riqueza entre 100.000 y 1 millón, el 31,6% están en la horquilla de entre 10.000 y 100.000 dólares y casi un 17% por debajo de los 10.000 dólares.

Del 1,2 millones de millonarios, sólo 49 personas tienen una fortuna que supera los 500 millones de dólares, y 1.055 están en el 1% más rico del planeta.