«¿Qué he hecho yo por mi país?». Con esta famosa frase de Kennedy en Berlín ha arrancado Andrés Rodríguez, presidente de Spainmedia y editor de FORBES España, la presentación de la quinta edición de FORBES Summit Reinventing Spain.

Con este arranque, Rodríguez ha repasado brevemente su trayectoria como editor, su búsqueda de contenidos «que ayuden a que la sociedad cambie». «Hemos logrado algunas cosas como ayudar a cambiar el panorama de las revistas masculinas, publicaciones que no cosifiquen a la mujer. Algo que hace 15 años no era sencillo».

Y ha puesto sobre la mesa un tema de gran relevancia para el mercado laboral español: «Estamos desperdiciando el talento mayor de 50 años. Creo que es una barbaridad que cualquier persona de esta edad esté mal vista en el mercado». «Si pensamos que todo el talento nos lo van a dar los jóvenes, estamos muy equivocados, estamos arrinconando a la generación de los boomers«.

Con esto, Rodríguez ha querido destacar que lo que realmente enriquece a una sociedad es su diversidad. «Basta usar un día el metro y darse cuenta de que en nuestras empresas no tenemos gente de color. Aquí todos somos del mismo color y eso no es nuestro país. Cuanto más tardemos en incorporarlo, peor nos va a ir».

El editor y director de Forbes España ha agregado que es necesario «estar orgullosos de la diversidad de nuestro país y de cómo enriquece la sociedad», pero que asuntos como la educación o el feminismo «no deben estar politizados». «La riqueza de los grises debe estar en todo, no en si invierto en defensa o en ciencia», ha enfatizado.

En su opinión, es necesario que las nuevas generaciones comprendan que «merece la pena esforzarse» para lograr sus objetivos a pesar de la negatividad o desánimo con la que se observa el panorama económico y social tras la fatiga de varios años de pandemia y las crisis encadenadas. En este sentido, ha puesto como ejemplo a su hija, una mujer de 25 años: «Tengo la sensación de que para ella esforzarse no es una garantía de que le va a ir mejor».

También ha querido poner en valor «la gran riqueza del idioma y la cultura». «Tenemos un idioma y una cultura de la que no todos los países pueden presumir», ha afirmado Rodríguez, «hay que reivindicar el optimismo, este país está mucho mejor que hace 50 años. Este es un lugar para aprender a escuchar y ese es el motivo de todos los foros que hacemos en Forbes».