Cuenta Toni Garrido que la reina Isabel II de Inglaterra, siempre que recibe a alguien a quien no conoce en palacio, utiliza la misma frase para romper el hielo: “¿Cómo ha llegado usted hasta aquí?”. Y ese “¿cómo?” unos lo entienden de una manera y otros de otra. “Algunos le dicen que han cogido un taxi o el metro, y que ha llegado en diez minutos –explica el reciente ganador del premio Ondas al mejor podcast por XRey, la audioserie sobre la historia del Rey Juan Carlos I y su abdicación–. Y otros le cuentan que su padre tenía una granja en Sheffield y que a base de esfuerzo y determinación consiguieron prosperar para que su hija estudie y así cuentan toda su peripecia vital”.

La peripecia vital de aquel chaval mallorquín (Felanitx, 1973) que un buen día llegó a la radio y consiguió trabajo, a los quince años, en Radio Mallorca es digna de mérito, aunque puede que actualmente no pudiera ser posible. “En mi caso, diría que lo que me ha llevado hasta aquí ha sido rodearme de gente muy buena y talentosa que me ha hecho mejor y que me ha hecho entender mejor esta profesión y disfrutar de oportunidades que están muy lejos de lo que yo hubiera podido imaginar en Mallorca cuando me acerqué a una emisora de radio a pedir trabajo –reflexiona–. No tengo estudios. No acabé BUP. No fui a la universidad. La primera vez que fui a la universidad fue para hacer un programa. Y me parece que en toda esa peripecia vital, si la tengo que resumir, sin que se vea como incoherencia, lo que más me ha movido en la vida ha sido el aprendizaje. Aprender y descubrir son mis metas y nuestra profesión se dedica a eso: a cambiar todos los días, porque la actualidad, los programas y los podcast son distintos cada día. En mi caso han sido definitivas las ganas de aprender. Probablemente, al no haber aprendido en su momento del modo formal, institucional y académico, lo que hice ha sido ir solventando situaciones tratando de aprender, aprender y aprender cada día”.

A los diecinueve años llegó a Madrid y se enroló en la Cadena SER y, seguidamente, pasó a compaginar radio y televisión desde 1997. Ahí conocimos ya su cara de pillo simpático, primero como “hombre del tiempo” en Madrid Directo, el programa de Telemadrid, o como reportero de calle de la segunda etapa de CQC (Caiga Quien Caiga) en Telecinco. ¿Recordáis el programa? Tenía un gancho: la entrega de las gafas negras de pasta del reportero a algún famoso al que abordaban durante el reportaje, y consolidó su éxito cuando Juan Carlos I recibió en sus manos y aceptó ponerse las gafas que le entregó uno de los reporteros en el programa que se emitía en las Navidades de 1996. Resulta curioso que, más de veinte años después, haya vuelto a ser “El Campechano” el responsable del éxito de un programa, esta vez de radio, o, más correctamente, un podcast.

Toni Garrido, en su redacción, para la cámara de Forbes. Foto: Pablo G. Batista

XRey es el título de la audioserie producida por Toni Garrido y dirigida por Álvaro de Cózar, y lanzada a lo grande por Spotify el pasado mes de mayo. “Nosotros ya habíamos hecho algunas series anteriores como V, las cloacas del Estado” [sobre la oscura intervención del comisario Villarejo a lo largo de los cuarenta años de democracia] y Máster con eldiario.es [en 2019: la investigación sobre el famoso máster de Cristina Cifuentes] –cuenta Garrido–. Con XRey encontramos un extraordinario compañero de camino en Spotify. Desde el primer minuto confiaron en la historia que les proponíamos y echaron el resto con una campaña de marketing espectacular, por primera vez el estreno de un podcast ocupaba espacio en las marquesinas y se convertía en noticia. Pero no debemos olvidar que el protagonista también ha hecho todo lo posible para que en los últimos meses no nos dejen de llegar noticias que hagan que siga todo el rato en el ojo del huracán. De manera que desde XRey se lo agradecemos”.

Quienes hacen radio suelen hablar del medio con un fervor entusiasta muy superior al que sienten los periodistas que se desenvuelven en otras áreas de la comunicación, ya sean revistas, periódicos o televisión. Y Garrido es un hombre de radio hasta las trancas. “¿Te acuerdas de Stargate, puerta a las estrellas, en la que los protagonistas terminan cruzando una puerta que les lleva al futuro? Pues en mi caso, la radio era esa puerta, un viaje a una nueva dimensión”.

El futuro es podcast

Pero precisamente por esa devoción por el medio, Garrido supo ver las señales que daban a entender que el medio languidecía. “Apple, Amazon, Microsoft… todas las grandes compañías tecnológicas del mundo están orientando su forma de relacionarse con sus clientes, consumidores o como quieran llamarnos, a través del audio y el sonido. Creo que si algo han demostrado [estas corporaciones] es que van un paso por delante de nosotros. En mi caso, que llevo muchos años relacionándome con el audio, con la radio, con el sonido, veo que hay un cambio de tendencia que me pilla en un momento de madurez personal y profesional bastante bueno”.

Nosotros hemos hecho podcast toda la vida –explica–, porque eso es lo que son los programas de radio. Pero hay una revolución que sitúa a la gente, una vez más, en el centro. Y si ahora el podcast toma fuerza es porque la gente se ha dado cuenta de que ya tiene el poder para construir y establecer qué es lo que hace con su tiempo libre, cuando se sienta en el sofá, cuando sale a caminar. En el caso de audio, han decidido que la oferta tradicional de radio –que sigue siendo oportuna y estupenda– no les colma. No llega a cumplir las necesidades que tienen. De manera que creen que un podcast o un audiolibro les va a acompañar mejor en su día a día. El podcast está viviendo un ciclo extraordinariamente alcista y va a seguir así durante mucho tiempo, porque, en el fondo, es lo que hacemos todos los días: salir a caminar, coger el coche, escuchar algo… En todo eso empleamos mucho más tiempo que en sentarnos a ver algo en la televisión. Nuestra relación con el mundo que nos rodea va a ser por voz. Ya lo es”.