La crisis del covid-19 ha cerrado muchas puertas a muchas empresas, pero ha abierto oportunidades. Especialmente en Asia, donde el impacto del coronavirus se ha hecho sentir mucho menos. Julie Dickson, experta especializada en Asia de Capital Group, se centra en cuáles son los activos más importantes en los que invertir, de cara a la selección en los fondos de inversión.

Julie Dickson, experta especializada en Asia de Capital Group.
¿Cuál es su visión sobre Asia como zona geográfica para invertir? ¿Qué tendencias seculares apoyan el crecimiento de estos países?

Llevamos un tiempo prestando mucha atención a las tendencias seculares a largo plazo que están surgiendo en Asia y, además, analizando en profundidad los perfiles demográficos típicos del continente. Existen varias áreas en las que hemos detectado algunas de las oportunidades de crecimiento secular más interesantes.

Probablemente, una de las tendencias que seguirá prosperando será el crecimiento de las plataformas digitales orientadas a bases de consumidores amplias y en aumento; un fenómeno que la tecnología móvil incentivará especialmente.

¿Qué compañías pueden ser una opción para aprovechar esta tendencia?

Una de las compañías que posiblemente se beneficien de la adopción digital en la India es Reliance Industries. En pocos años, el conglomerado indio ha construido una de las redes de telecomunicaciones más grandes del mundo, que posee más de 410 millones de suscriptores.

En cuanto al sector financiero, los bancos privados más grandes han venido aumentando sus beneficios y ganando cuota de mercado. Esto se debe, en parte, a que llegan a clientes de las zonas rurales mediante aplicaciones móviles y están bien posicionados para hacerse con algunas de las entidades crediticias más débiles del país.

La rápida adopción del Internet móvil también está propiciando otro fenómeno: la proliferación de redes sociales propias del país. En concreto, China posee algunas de las redes sociales más grandes del mundo, a pesar de que muchas de ellas solo se usan dentro de sus fronteras.

Pero no es la única tendencia que han detectado. Ustedes también confían en el aumento de los pagos digitales, ¿verdad?

Se esperaba que la región Asia-Pacífico representara más del 60% de las ventas de comercio electrónico mundiales en 2020, lo cual triplicaba las previsiones sobre EE UU. Aunque en algunos países asiáticos la tasa de penetración del comercio electrónico es mucho más alta que en Estados Unidos y en Europa, el mercado potencial total es mucho mayor debido a que Asia tiene una población en crecimiento y mucho más numerosa.

Junto al crecimiento del comercio electrónico, también está aumentando el uso de los pagos móviles o digitales, ya que el mundo avanza hacia una sociedad sin dinero en efectivo. En China y Corea del Sur, entre otros países asiáticos, hace años que se han generalizado las aplicaciones de pago sin contacto.

India, en particular, ha experimentado un pronunciado aumento de la adopción de métodos de pago digital. En otros países, como Singapur, compañías como Sea Ltd están sacando provecho de los mercados del comercio electrónico y los pagos digitales del Sudeste Asiático, en los que existe una gran demanda de estos servicios por parte de la población joven y familiarizada con la tecnología.

¿Qué opinan del aumento de las empresas de biotecnología en la región?

Los dirigentes chinos están tratando de desarrollar el sector biotecnológico del país. Un ejemplo de ello es Wuxi Biologics, una empresa emergente china que está intentando mejorar sus capacidades de investigación y desarrollo para acelerar los procesos de creación y fabricación en el ámbito de la biología.

Además, los organismos reguladores también han acortado los plazos de autorización para nuevos tratamientos, han ampliado la protección de las patentes, han tomado medidas drásticas contra la corrupción y han incrementado el gasto público.

Otra medida igualmente notable del Gobierno es que ahora permite a los laboratorios extranjeros comercializar sus fármacos en el enorme mercado chino. Además de tratar de consolidar las compañías domésticas, los dirigentes chinos pretenden que la población del país tenga acceso a los fármacos más efectivos.

Corea del Sur también se está esforzando por desarrollar su sector biotecnológico. Una de las compañías que han prosperado en ese país es Rokit Healthcare. La compañía surcoreana creó el primer equipo «todo en uno» de regeneración de órganos mediante impresión 4D6, denominado Dr. INVIVO. Además, las pruebas de la plataforma de regeneración de úlceras del pie diabético realizadas con pacientes de India resultaron todo un éxito.

El crecimiento de la clase media también está impactando sectores como el transporte. ¿Lo ven en Asia de forma clara?

Antes de la pandemia del covid-19, unos 150 millones de personas en Asia viajaban por primera vez cada año. En los próximos 20 años, se espera que Asia represente cerca del incremento del 50% del tráfico aéreo incremental, un fenómeno impulsado por el rápido aumento de la población de clase media.

Si la demanda del transporte se recupera en Asia y en otras regiones del mundo, puede generar un potente efecto dominó, ya que se necesitarían multitud de bienes y servicios asociados y se estimularía la creación de empleo en varios sectores. Entre ellos, encontramos el de los fabricantes de aeronaves y de motores a reacción, así como los sectores vinculados a los hoteles, casinos y restaurantes. Ante la falta de grandes entidades locales que puedan satisfacer esta demanda, las multinacionales como Airbus y Boeing podrían verse beneficiadas, ya que el duopolio que conforman en materia de aeronaves comerciales podría cubrir las necesidades cuando se retomen los desplazamientos aéreos internacionales.

A la hora de invertir en Asia, ¿no le preocupan los cambios que está sufriendo el orden del comercio mundial?

El comercio mundial se mantiene en la senda del crecimiento y el desarrollo. En noviembre de 2020, 15 países de la región Asia-Pacífico firmaron el acuerdo de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés). Los miembros son los 10 países de la ASEAN más China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Aunque pueda parecer pronto para que se materialicen las ventajas a largo plazo de ese acuerdo comercial, el hecho es que la RCEP constituye el mayor bloque de libre comercio del mundo. El conjunto de los países miembros de la RCEP representa casi un tercio de la población y del producto interior bruto de todo el planeta.

China destaca notablemente sobre el resto de los países de la RCEP debido a su tamaño. Dada su función clave dentro de la cadena de suministro global, su progreso económico influirá en la dirección que tomen tanto ese bloque comercial como la economía mundial.

¿Cabe esperar una mayor volatilidad de las inversiones en los próximos años?

Muchas compañías de los sectores más afectados por la recesión derivada de la crisis del covid-19 han observado un repunte de las valoraciones, debido a que los mercados empiezan descontar la recuperación mundial gracias a las vacunaciones.

A la luz del entorno de mercado actual, será fundamental identificar compañías con el potencial de seguir generando un crecimiento sólido y que estén respaldadas por tendencias de crecimiento duradero, como la digitalización y los pagos globales.

Sin embargo, cabe esperar una mayor dispersión de las valoraciones de las compañías cuando la volatilidad regrese a los mercados. Cuando eso ocurra, seleccionar valores con cautela ayudará a los inversores a identificar posibles ganadores.