El primer trimestre ha comenzado con una gran agitación para los mercados y para el esquema de los fondos de inversión. Los datos son esclarecedores, aunque siempre existen noticias positivas asociadas. Por ejemplo, febrero se caracterizó por una nueva corrección de valor como consecuencia de la extrema volatilidad de los mercados tanto de acciones como de bonos causada por las tensiones geopolíticas.

¿Qué está suponiendo todo este escenario tan complejo? Especialmente, la caída del patrimonio de los fondos de inversión, que ha visto un ajuste, según los últimos datos proporcionados por Inverco. “Se reduce el patrimonio de los partícipes de Fondos de Inversión en 5.190 millones de euros (-1,7% menos que el mes anterior) situándose en 306.512 millones de euros”, apunta la sociedad.

En el conjunto del año el patrimonio disminuye en 10.974 millones de euros, o un descenso del 3,5%. No obstante, a pesar de este entorno de extrema volatilidad en los mercados financieros, los partícipes incrementan su apuesta en este instrumento de ahorro, acelerando el volumen de suscripciones netas respecto al mes de enero.

Los fondos de renta fija, compensados por motivo de rebalanceo de carteras, fueron los que más suscripciones netas registraron en el último mes con 1.410 millones de euros. Por su parte, los fondos mixtos también obtuvieron flujos de entrada positivos, pues en su conjunto registraron 443 millones de euros de captaciones netas, centradas en su vertiente de bonos.

Por el lado contrario, los fondos garantizados fueron los que mayores reembolsos registraron (432 millones de euros), seguidos por los Fondos de gestión pasiva (285 millones de euros) y los fondos de renta variable Internacional (238 millones de euros).

La cuestión es, tal y como se preguntan muchos inversores, qué evolución se puede observar en términos de rentabilidad. Por lo pronto, en febrero, los fondos de Inversión experimentaron un retorno medio -2,1%, donde la totalidad de las vocaciones han obtenido rentabilidades negativas acusadas por la elevada volatilidad experimentada en los mercados financieros.

De esta manera, los fondos de renta variable internacional fueron los que generaron un peor rendimiento, con un descenso del 4,67%, seguidos por los fondos de renta variable mixta, con una caída del 4,81%.

Por grupo financiero, tal y como se observa en las cifras publicadas por Vdos, las mayores captaciones netas las obtiene Kutxabank con 259 millones, seguido de Ibercaja y Bankinter, con 138 y 131 millones.  En el lado contrario se encuentra Mutua Madrileña, con reembolsos netos de 212 millones en el mes.

En términos de rendimientos para los inversores en el mes pasado, siguiendo el hilo de disgregación por entidades, las principales gestoras se han situado en el mes de enero en términos negativos, siendo Fineco la que ha tenido el mejor dato con un descenso de un 1,10%.

Entre las gestoras independientes destaca la evolución de Azvalor Asset Management, con una rentabilidad media de un 10,75 %, seguida de Cobas Asset Management con un 2,01 y Abaco Capital con un 1,53%.

Por categorías, la sectorial de Materias primas ha sido la más rentable en el mes, con un 7,25%, seguida de RVI Latinoamérica y RVI Japón valor con un 3,62 y un 0,71 % respectivamente. En el lado contrario encontramos la categoría de RVI emergentes Europa, registrando un descenso de un 49,25 %.

Las rentabilidades más altas de los últimos tres meses

Pero ampliando el enfoque, la cuestión es ver los fondos de inversión más destacados del primer trimestre del 2022 en términos de rentabilidad. En este sentido, sobresale en primer lugar, Alcalá Multigestión Garp FI, con un rendimiento superior al 31%. Es un producto mixto flexible, que en su cartera tiene empresas como Kosmos Energy, Golar, Teekay o Aryzata. Se ha beneficiado del clima actual, ya que su principal exposición es a los materiales básicos, que han despegado con motivo del conflicto en Ucrania.

Por otra parte, TAU Investments FIL acumula una rentabilidad superior al 27%. Es un producto que invierte en renta variable con una filosofía value. Invierte, directa o indirectamente, entre un 0% a un 100% de la exposición total en renta variable o en activos de renta fija pública/privada.

NN (L) Energy es el tercer fondo que mejor lo ha hecho en el primer trimestre del 2022. Pertenece a la categoría de renta variable del sector energético y su rentabilidad trimestral es superior al 27%. Las principales posiciones de su cartera están copadas por petroleras como Chevron, Exxon Mobil, ConocoPhillips o Royal Dutch Shell, que se han visto muy beneficiadas por la escalada del precio del petróleo.

Por otro lado, Quadriga Investors – Igneo Fund, es un producto que apuesta por materias primas y metales preciosos y cuya rentabilidad ha estado por encima del 26% en los tres primeros meses del ejercicio. Su cartera tiene un 65% de exposición a las commodities.

En quinto lugar, se encuentra el BlackRock GF – World Energy Fund, otro vehículo que se centra en la renta variable del sector energía, que tan buen comportamiento ha tenido durante los últimos meses. Es un producto en cuyas principales posiciones se encuentran compañías como Chevron, Shell, TotalEnergies, ConocoPhillips o TC Energy.