Publicado enOpinión

Autores

El 1 de julio de 2011, la sede madrileña de la SGAE era tomada por un dispositivo policial. Diez años después llama la atención el absoluto silencio mediático sobre (y tras) el sobreseimiento de la causa.