10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

A muchos jefes les cogen por sorpresa los éxodos masivos de empleados, y también cuando el que dimite es solo uno, pero casualmente el mejor. Para que la marcha repentina del empleado de tus ojos no te pille desprevenido y puedas pensar en un plan B antes de verle salir por la puerta de la oficina – ya sea ofrecerle un aumento o un ascenso, o bien comenzar a buscar a quien le sustituya – lo mejor es estar muy atento a los síntomas que permiten augurar una dimisión inminente. En la siguiente fotogalería te contamos diez signos inequívocos de que tu trabajador estrella está a punto de abandonarte.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

1. Has percibido un cambio en su apariencia y en su lenguaje corporal
Si antes solía acudir a la oficina cada día y a las reuniones con clientes de punta en blanco, ahora parece haber perdido interés por estar impecable. No hablamos de que acuda a trabajar en chándal; simplemente se nota que detrás hay una falta de ganas. Además, evita mirarte directamente a los ojos.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

2. Te enteras de que otras compañías le han llamado o han mostrado interés por él
No es que él o ella te lo haya comentado directamente; simplemente te han llegado rumores, o le has visto hablando con alguien. Puede, incluso, que la empresa que va detrás de él haya llamado directamente a su teléfono de la oficina para contactar con él.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

3. Comienza a faltar a la oficina más de lo habitual
Si antes ni la fiebre le impedía acudir a trabajar, últimamente has notado que pide permiso para ausentarse, llegar más tarde o salir antes de su hora. Puede que se deba simplemente a la desidia, pero también que esté acudiendo a entrevistas o formando parte de procesos de selección o reuniones con otras empresas.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

5. Se muestra distante
Solíais tener una relación muy estrecha y gran confianza para hablar de cuestiones relacionadas con el trabajo. Ahora, en cambio, se muestra esquivo y evita a toda costa quedarse a solas contigo.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

6. Su productividad ha bajado ostensiblemente en los últimos tiempos
La falta de motivación deriva en bajada de la productividad, por eso no es de extrañar que ese empleado estrella haya bajado su rendimiento en la empresa ostensiblemente.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

7. No se muestra proclive a hablar de proyectos a largo plazo o fechas de entrega
Como sabe a ciencia cierta que en el momento de entregar ese borrador o cerrar esa negociación o proyecto ya no formará parte de la empresa, no le preocupa demasiado hablar del futuro.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

8. Cuando le preguntas acerca de su cambio de actitud, rehúye dar detalles o los achaca a problemas personales
Evidentemente no te va a confirmar que está entrevistándose con otras compañías o pensando en dimitir, pero la excusa que te dé puede ser clave para saber si realmente está planeando su marcha. Lo más probable es que te diga que no pasa nada o que recurra al mítico “problemas personales”.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

9. Ha dejado de luchar por ese ascenso o ese proyecto importante
Simplemente, ya no tiene ganas de luchar por continuar creciendo en la empresa y asumiendo más responsabilidades.

10 síntomas de que tu mejor empleado está a punto de dimitir

10. Simplemente, tienes “ese” mal presentimiento
Y es que, en el fondo, lo sabes. No sabrías explicarlo, pero esos silencios incómodos y ese cambio de actitud hablan por sí solos. Confía en tu instinto y comienza a prepararte para que no te pille por sorpresa.

[td_smart_list_end]