Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

La política es un tema sensible hoy en día. Los expertos defienden que nunca se debe hablar de política en el trabajo, bajo ninguna circunstancia. Después de todo, puede ser divisivo. Pero hay personas que no saben o no pueden callarse. Para todos ellos tenemos la guía que ayudará a no meter la pata.

Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

Pide permiso.
Es un paso fácil de olvidar: siempre hay que pedir permiso antes de lanzarse a un tema delicado. Cada uno tiene diferentes límites a la hora de discutir sobre temas sensibles, pero tú no cometas el error de quedar atrapado en un pensamiento rígido y asume que tus compañeros de trabajo tienen el mismo derecho a abordar el tema. Para establecer las bases de un diálogo sano y productivo, podrías decir: “no estoy tratando de hacerte cambiar de opinión, pero veo este problema de manera muy diferente y me gustaría entenderlo”.

Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

Admite cuándo no tienes razón.
En plena conversación, es posible que tengas el deseo de escupir algunos argumentos convincentes. Pero insistir en argumentos mal informados dañará tus futuras conversaciones. No hay nada malo en admitir que no estás al tanto de un tema particular.

Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

Conoces los factores desencadenantes, cuídalos.
La política puede ser personal para muchas personas, incluso para ti. Es posible que tengas fuertes sentimientos sobre algún asunto en concreto. Si vas a atacar algún tema en particular, sé consciente de dónde están los factores desencadenantes. Este tipo de conciencia puede ayudar a regular tus emociones en lugar de perder el control y hacer profesional tu comentario. Si te sientes frustrado por algún asunto político, no lo pagues con tus amigos.

Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

Considera tu debate como una oportunidad de aprendizaje.
Si decides empezar una conversación política con un compañero de trabajo, piensa en ella como en una oportunidad de aprender, no en cambiar las opiniones del otro.

Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

No faltes al respeto.
Es completamente posible que las personas que tienen puntos de vista opuestos acaben diciéndose comentarios despectivos. Que nunca llegue a tal punto tu convicción política.

Qué hacer y qué no hacer al hablar de política en el trabajo

No pienses que en la redes sociales no hay que mantener el código profesional.
Las redes sociales son una poderosa herramienta para mantenerse en contacto y mantener las conexiones, y se han convertido en una parte importante en las relaciones de hoy en día. En ellas se está 24 horas al día, tanto fuera como dentro de la jornada laboral, por lo que cuidar el diálogo dentro de ellas es fundamental.

[td_smart_list_end]