A ese montante habría que añadir 100.000 euros más por otra acción que vulnera también la Ley del Mercado de Valores: incumplir la obligación de la entidad a realizar evaluaciones de conveniencia en operaciones de compra de clientes minoristas sobre instrumentos financieros complejos. Ambas sanciones, firmes en vía administrativa, ya han sido recurridas por Bankinter mediante recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional.

El control de la CNMV es muy exhaustivo a la hora de afrontar actitudes como esta y no ha dudado en multar al banco por colocar productos bancarios a clientes sin haber evaluado previamente sus conocimientos en la materia. Ese mismo BOE recoge las sanciones impuestas a otras entidades por infringir la actual Ley del Mercado de Valores.