Según Kuo, una de las principales razones por las que Apple optaría por un iPhone de vidrio es que a los consumidores parece que les encanta los acabados brillantes, especialmente en China. Es mucho más fácil hacer vidrio brillante que el aluminio que Apple utiliza actualmente.

El problema reside en que es imposible crear un teléfono totalmente de cristal. La tecnología necesaria para producir en masa un iPhone de cristal, simplemente, aún no está preparada. Además de que, un iPhone totalmente de vidrio, podría ser demasiado frágil.

Curiosamente, Kuo sugiere que Apple podría utilizar una estructura metálica de acero inoxidable para sujetar el vidrio y sus componentes. Actualmente Apple no hace iPhone de acero inoxidable, pero sí utiliza este material en algunos de sus modelos de gama alta del Apple Watch. Así, podría diferenciar aún más sus iPhone de gama alta – al igual que sus modelos Plus – con el material de acero inoxidable.

Apple no es la única compañía de smartphones tratando de construir un teléfono inteligente de vidrio. De hecho, la nota sugiere que otros fabricantes de teléfonos van a vencer a Apple en la introducción al mercado de envolturas de vidrio o nuevos acabados brillantes de metal. “Creemos que la carcasa de vidrio será la tendencia clave para los teléfonos inteligentes de gama alta en los próximos tres a cinco años”, afirma Kuo.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=9322]