La crisis sanitaria, económica y social generada por el covid-19 ha pasado factura, a distinto nivel, a muchos sectores económicos. Mientras el consumo en los domicilios ganaba usuarios, el pequeño comercio “se ha visto impactado al igual que la restauración. El turismo quizá sea uno de los más damnificados”, explica a Forbes Juan Orti, CEO de American Express España

La pandemia ha supuesto un momento muy complejo para el pequeño comercio. Conscientes de su función dinamizadora de la economía, American Express lanzó en España Shop Small en 2020. El objetivo de esta plataforma es ofrecer un incentivo directo a los titulares de American Express por las compras que se realizan en aquellos comercios locales que participan en la iniciativa.

El ejecutivo observa que muchos comercios han entendido en este último año que “la experiencia de compra no termina antes del pago, sino que el pago forma parte. La seguridad y la opcionalidad respecto al formato, producto o marca es una parte importante de la operación”.

Además, defiende el gran aporte que supone la experiencia a la hora de afrontar desafíos como el que ha supuesto la pandemia. “Te permite estar preparado y así reaccionar con agilidad ante este tipo de circunstancias no esperadas”, comenta poniendo en valor los 170 años de historia que tiene American Express.