Además de introducir el año pasado un MacBook mucho más fino y ligero, los ordenadores portátiles de Apple llevan mucho tiempo sin variar de diseño. Mientras que las especificaciones del hardware han aumentado cada año, el resto de la industria se ha bloqueado ante el surgimiento de un Surface Pro4 que supera a todos los MacBook Airs y Pros del mundo.

Aunque Apple sea más fuerte en el mercado de los smartphones, su software OSX todavía tiene carencias. Windows 10 puede tener algunos errores, pero dispone de un fuerte y extenso catálogo de aplicaciones, lo cual le aporta mucho más valor. La naturaleza avanzada de Surface Pro4 destaca. Gracias a su teclado extraíble, crea un ordenador altamente portátil, como una tableta. Cada una de estas características van a estar más allá del alcance de cualquier MacBook – y mientras que hay algunos errores en las nuevas capacidades del hardware de Apple, las ventajas de Microsoft van a colocarle en lo alto de las listas.

Sólo para hacer las cosas más interesantes, la campaña de Surface Pro4 se ha centrado en comparar el portátil de Microsoft con el iPad Pro de su rival, de una manera que se perciba que la opción de Microsoft es la que te ofrecerá un “equipo completo”, en comparación con el débil dispositivo de Apple.

Para esta comparación, Microsoft ha aumentado el ingenio técnico del Surface Pro4. Se espera que Apple relance la gama MacBook Pro a finales de este año, aunque es poco probable que separen la pantalla del dispositivo y que apliquen innovaciones en el diseño del trackpad.

Microsoft está haciendo un ataque preventivo, posicionando a Surface Pro4 como el conquistador natural de la gama MacBook. Esta vez, tiene la oportunidad de liderar esta guerra gracias a la especificación y a la utilidad del aparato.

La familia Surface no tenía muchas opciones de triunfo, pero parece que las cosas no están siendo así exactamente. El hardware de Surface cada vez se ve más como auténtico y genuino, aunque las cifras de ventas no están listas para desafiar directamente a la presencia dominante de Apple.