El analista de KGI Securities también ha mencionado un procesador incorporado TSMC más rápido, una mejor impermeabilización y un barómetro. Kuo extiende su previsión en mencionar que el Apple Watch 2 mantendrá el tamaño de la pantalla y el grosor, pero contará con una batería de mayor duración.

Kuo dice también que Apple no sólo anunciará que los nuevos smartwatches estarán habilitados con GPS, sino que otros modelos originales serán renovados con nuevos procesadores y un índice de prueba de agua más alto. Estos modelos, además, sufrirían una reducción de su precio.

Aquellos que esperan ansiosos que Apple ofrezca conectividad LTE en su próximo producto se decepcionarán ya que, tal y como asegura Kuo, la tecnología LTE en los relojes Apple no aterrizará hasta el próximo año. Entre 2018 y 2020 Kuo espera que la tercera iteración del reloj de Apple venga con aprobación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos), lo que mejorará significativamente las credenciales de salud en portabilidad – un área que Apple domina.

En junio, los informes sugirieron que Apple estaba planeando añadir una cámara FaceTime para su nuevo smartwatch. Esos murmullos ayudaron a confirmar una cámara HD en la parte frontal del dispositivo, permitiendo que los portadores de reloj hagan videoconferencias con otros usuarios.