Según puede apreciarse en las cuentas que FCC ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el freno en el sector de la construcción –casi un 35% menos de actividad– en España se conforma como la causa principal que ha llevado a la caída de los ingresos hasta los 1.382 millones de euros, un 6,8% menos. Precisamente es el balance español el que ha visto aún más contraídos sus ingresos, que han bajado un 9,2%, hasta los 153,6 millones de euros. Aparte del negocio de la construcción, también han visto bajar sus cifras otros sectores como el de servicios medioambientales o la división de aguas.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se ha relajado un 9,3%, hasta 153,6 millones, por la reducción de ingresos y resultados vinculados con algunas obras internacionales, junto con la dotación de ciertas provisiones en el área de construcción. Por otro lado, la última ampliación de capital, apoyada por la venta de Globalvía y un ajustado control de inversiones, han posibilitado una reducción del 14% en la deuda financiera, hasta los 4.702 millones de euros. De obligada mención se hace el ERE que FCC Construcción ha pactado con los sindicatos, que afectará a 610 empleados.