De todas las actividades que la COVID-19 ha digitalizado, las consultas médicas a través de vídeollamada pueden ser las que más inquietud personal han generado. Muchos pacientes (y médicos) se han apresurado a cambiar de opinión sobre la eficacia de las consultas médicas online, y ahora están preparados para utilizarlas en el futuro.

El informe Technology, Media and Telecommunications Predictions 2021 de Deloitte estima que esta modalidad de consulta aumentará hasta llegar al 5% a nivel mundial en 2021, frente al 1% estimado en 2019. El 5% del total puede no parecer mucho, sin embargo, tengamos en cuenta que hay 8.500 millones de visitas al médico por un valor aproximado de 500.000 millones de dólares (415.992,5 millones de euros), según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El 5% supondría más de 400 millones de visitas online y alrededor de 25.000 millones (20.799,6 millones de euros).

Impulsados parcialmente por el crecimiento de las visitas virtuales, se espera que más de 33.000 millones de dólares (27.448,6 millones de euros) se facturen en atención médica domiciliaria en 2021 (principalmente soluciones terapéuticas y de monitorización, que pueden incluir productos de consumo aprobados médicamente como los relojes inteligentes), hasta casi un 20% con respecto a 2019.

Todo esto se produce cuando dispositivos y conexiones están alcanzando la masa crítica, especialmente entre los mayores.

La COVID-19, principal impulsor de las consultas online

La tecnología para realizar consultas a través de vídeollamada existe desde hace años. Sin embargo, varios factores –especialmente la COVID-19– convergen hoy para impulsar su uso.

En abril de 2020, el 43,5% de todas las visitas de atención primaria de Medicare en EEUU se realizaron a través de telesalud; prepandemia, esta cifra se situó en sólo el 0,1%. Si bien, la telesalud también incluye llamadas telefónicas, correos electrónicos y soluciones de software que no son de vídeo.

Visitas médicas anuales por país (en millones). Fuente: Deloitte

El número de personas que utilizan el sistema Video Connect del Departamento de Asuntos de Veteranos de EE UU aumentó en 120.000 por semana, en comparación con 10.000 por semana en el mismo período en 2019.

Mientras tanto, en la primavera de 2020, los servicios de consulta por vídeo en Francia aumentaron en un 40%. Y en una encuesta de mayo de 2020, el 14% de los canadienses dijeron que elegirían una visita al médico por vídeo cuando fuera posible en el futuro.

El estudio predice que el mercado de consultas virtuales de telesalud puro alcanzará los 8.000 millones de dólares (6.652,2 millones de euros) en 2021.