Ford matriculó más de 280.000 vehículos comerciales en el mercado europeo durante el año pasado, lo que supone un aumento del 23% en comparación con las cifras contabilizadas durante el ejercicio precedente.

La compañía destacó que este incremento de ventas estuvo motivado, principalmente, por el empuje comercial de la gama Transit, que en 2015 celebró el 50 aniversario de su lanzamiento al mercado.

La firma del óvalo ha pasado, de esta forma, de ser la séptima marca europea en el segmento a ocupar la primera posición por volumen de ventas, gracias a la nueva generación de sus modelos Transit, Transit Custom, Transit Connect y Transit Courier, que sumaron 233.000 ventas en 2015, un 24,5% más.

Al mismo tiempo, la corporación automovilística comercializó 27.300 unidades del ‘pick-up’ Ranger a lo largo del ejercicio que acaba de terminar, con un crecimiento del 27% al compararlo con 2014.