Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Alguna pregunta que quieras hacer?”. Cuando te hagan esa pregunta al final de una entrevista de trabajo, la mejor respuesta es “no”, dila y huye cuanto antes. Si tienes alguna duda, debes evitar que sea cualquier de las que te contamos en esta fotogalería, porque al plantearlas quedarías de muchas formas y ninguna buena a ojos de tu futura empresa. Como reza la famosa frase: “mejor estar callado y parecer tonto que abrir la boca y confirmarlo.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Cuál sería mi salario?” Si no te han hablado de la retribución en la oferta y tampoco en la entrevista es por algo, así que no lo preguntes, simplemente espera a pasar a la siguiente ronda o a que te lo digan. Esta pregunta denota falta de interés por aspectos que no sean el salario.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Tendré que hacer muchas horas extra?” ¿No sabes prácticamente cuáles van a ser tus horarios y ya estás preguntando por las horas extra? Mal empiezas. En principio no tienen ni obligación de comentarte que existen , porque para eso son extra, y preguntando parecerás perezoso aunque sea por cualquier otra razón.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Puedo cambiar llegar más tarde/irme más temprano si dejo el trabajo hecho?” Si ya pretendes entrar cambiando los patrones de trabajo y rompiendo moldes, vas mal. Cuando una empresa establece unos horarios es por algo. Si una vez que entres en la empresa ves que hay cierta flexibilidad, consúltalo, pero noe s aconsejable tampoco. Cumple.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Voy a tener despacho propio?” Aunque tu puesto sea de perfil directivo, esta pregunta sobra. Lo primero, porque en la empresa pueden pensar que no quieres relacionarte demasiado con elr esto de empleados, lo segundo, porque queda demasiado altanero y pretencioso.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿A partir de cuándo sería susceptible de recibir un aumento de sueldo?” Preguntar esto cuando apenas acabas de saber cuánto vas a cobrar puede ser tomado como una ofensa por la empresa. Es como si ya de entrara dijeras que vales más de lo que te van a pagar y que esperas que te lo paguen tarde o temprano, que lees haces un favor esperando.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Tendré una cuenta de gastos?” ¿Te acuerdas de las tarjetas black? Pues es un tema demasiado reciente y al preguntar esto posiblemente se acuerden de ellas y piensen que tú también quieres ir a todo pagado por la empresa. Evita parecer un aprovechado preguntando esto.

Las preguntas que no debes hacer al finalizar una entrevista

“¿Controlan de alguna forma los ordenadores?” ¿Es que vas a hacer algo que no sea trabajar con ellos? Es una pregunta cuanto menos sospechosa… Si ya preguntas esto en una entrevista, será complicado que se fijen en ti como alguien fiable. Y si no lo preguntas en la entrevista, si te cogen no lo preguntes nunca.

[td_smart_list_end]