Oryzon debutará en Bolsa este lunes. La biotecnológica presidida por Carlos Buesa entrará en el parqué madrileño con un precio de 3,39 euros por acción, cuantía que valora a la firma en 96,5 millones de euros. La compañía dudaba entre salir al MAB o al Nasdaq pero finalmente ha optado por el mercado continuo.

La empresa, con sede en Cornellà (Barcelona), facturó en 2014 13,1 millones de euros, partiendo de unos ingresos modestos en 2013, de apenas 43.787 euros, tras llegar a una entente con la multinacional Roche por el fármaco ORY-1001. Los ojos de la firma, que cerrará el año con una cifra de negocio de 3,5 millones, están puestos en Estados Unidos.

El capital de la empresa está dividido entre el fondo Najeti (24,6%); los fundadores, Carlos Buesa y Tamaras Maes (13,5%); Costex (6,5%), Corporación San Bernat SCR (3,8%) y Grupo Ferrer Internacional (2,7%).